Público
Público

Mascarillas, profesores, clases presenciales y otras incertidumbres pendientes de resolver a pocos días de la vuelta al cole

El ministerio de Educación y las comunidades autónomas se reúnen este miércoles en una conferencia sectorial para resolverlas y afinar los protocolos del curso 2021-2022.

Arranca curso covid
Arranque del curso escolar (foto de archivo). Jesús Hellín / Europa Press

Todavía hay muchas dudas e incertidumbres sobre cómo será el curso escolar que comienza en pocas semanas (día arriba, día abajo) en todo el territorio nacional. Este miércoles la ministra de Educación y los consejeros de esta materia de las distintas comunidades autónomas se reunirán para afinar la vuelta al cole para el curso 2021-2022 y para ajustar las medidas y protocolos contra la covid-19 acordados en mayo pasado y que ya contemplaba la posibilidad de establecer escenarios distintos dependiendo de la incidencia del virus y los niveles de contagio en cada región. 

El escueto orden del día enviado por Educación a los distintos territorios, con un único epígrafe de "inicio del curso 2021-2022", da pocas pistas sobre medidas concretas o sobre los puntos más candentes. Desde Educación, han advertido de que no se trata de poner nuevas medidas o protocolos sobre la mesa, sino que se mantiene el pactado en mayo pasado y que fue actualizado a finales de junio

La de este miércoles será la segunda reunión sectorial de la ministra de Educación, Pilar Alegría, desde que asumiera el cargo sustituyendo a Isabel Celaá y deberá despejar unas cuantas dudas sobre el próximo curso. 

¿Habrá más fondos para Educación?

Este es uno de los puntos más candentes del debate entre el Gobierno y las comunidades autónomas en relación a la educación. La mayoría de las autonomías han manifestado ya que pedirán este miércoles fondos extra a Educación para hacer frente a los sobrecostes de la pandemia para el curso 2021-2022. La educación es una de las competencia transferidas a las comunidades, por lo que los fondos finales los gestionan los distintos territorios. 

Desde Educación han reiterado que las comunidades autónomas han recibido ya fondos para afrontar los sobrecostes derivados de la covid, pero que estos no tienen "carácter finalista", es decir, son los distintos gobiernos regionales los que deciden si éstos se destinarán a la contratación de más profesorado o a otros servicios esenciales.

Fuentes ministeriales han recordado que en el mes de julio el Gobierno repartió casi 1.000 millones de euros (989) para modernizar y digitalizar el sistema educativo para el curso próximo (unos fondos que provienen del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de la Unión Europea) y que en agosto aprobó otros 13.400 millones destinados a amortiguar los efectos de la pandemia. A estos fondos ya desembolsados hay que añadir unos 1.800 millones con cargo a los fondos REACT-EU, que se repartirán entre septiembre y noviembre. 

Desde las consejerías de educación de diversas comunidades autónomas, sin embargo, han advertido de que "los fondos europeos previstos no se pueden dedicar a contratar docentes, pues su propio funcionamiento lo impide", tal como recoge la agencia Efe. Algunos, como la Junta de Andalucía, han pedido al Gobierno que flexibilice los fondos del Mecanismo de Reconstrucción y Resiliecia para que puedan ser adaptados a la realidad de las distintas regiones.

¿Se mantendrá la bajada de alumnos por clase?

No. El esfuerzo del curso pasado por contener la pandemia y asegurar la continuidad de la enseñanza presencial impulsó al desdoblamiento de cursos, la contratación de personal docente extra y a la bajada de ratios a 20 alumnos por clase. Según los primeros acuerdos entre ministerio y autonomías, este curso seguirán existiendo grupos burbuja (al menos hasta en infantil y primaria), pero las ratios volverán a la normalidad anterior a la pandemia (es decir a 25 alumnos por curso en infantil y hasta los 30 en primaria en algunas comunidades autónomas) en la mayoría de territorios. Esto supondrá la eliminación de miles de puestos de trabajo y de aulas de desdoble, algo que los profesionales de la enseñanza y los sindicatos siguen exigiendo.

Este lunes, el en la víspera de la reunión de Educación con las autonomías, la Federación de Enseñanza del sindicato Comisiones Obreras, pidió Pilar Alegría que el Gobierno contrate, al menos, a 40.000 profesores más y que reduzca el ratio de alumnos por clase por debajo de los 20 y que mantenga las contrataciones extra que se hicieron el curso pasado. "La reducción de ratios ha demostrado ser, como no podía ser de otra forma, una medida enormemente efectiva para mejorar la calidad educativa y es imprescindible no solo para asegurar la seguridad y la salud, sino también para corregir las carencias previas del sistema y las surgidas por la pandemia, especialmente para el alumnado más vulnerable", afirma el sindicato en un comunicado.

¿Mascarillas sí o mascarillas no?

La modificación del protocolo del 29 de junio sigue manteniendo el uso obligatorio de mascarillas a partir  de los seis años. Por lo tanto, a pesar de que diversas comunidades han expresado su deseo de aligerar algunas medidas como esta cuando la situación sanitaria lo permita, el curso comenzará como acabó el pasado: será obligatoria tanto dentro como fuera de las aulas. Algunas comunidades ya (Madrid, Catalunya) han anunciado su voluntad proponer cambios en el uso de las mascarillas en función de la inmunidad conseguida y el contexto epidemiológico.

Donde sí se han flexibilizado un poco las medidas es en la distancia interpersonal dentro del aula, que podrá ser de 1,2 metros a partir de quinto de primaria, en lugar de metro y medio del pasado curso. Una medida que ha sido criticada, tanto por sindicatos como por profesores, que veían en la reducción de ratios y en la distancia interpersonal las mejores armas para combatir los contagios y mejorar la calidad de la educación. La asignación de profesores de refuerzo dependerán, pues, de la decisión y los fondos de las comunidades autónomas. 

¿Será toda presencial la educación este curso?

Todas las comunidades, así como el Ministerio de Educación, se han mostrado favorables a que toda la enseñanza se haga de forma presencial en todas las etapas. Durante el curso pasado, muchas comunidades mantuvieron la semipresencialidad en las clases de tercero de la ESO en adelante. Sin embargo, este año se espera que estos cursos puedan mantener realizarlos con el 100% de presencialidad, aunque en estos grupos de edad se mantendrá la distancia entre alumnos de 1,5 metros. Las autoridades esperan que una gran mayoría de alumnos de estos cursos cuenten ya con, al menos, una pauta de la vacuna. En el caso de los menores de 12 años, el curso comenzará sin vacunación, puesto que este grupo de edad no ha sido aún incluido en los planes de inmunización.

Estas medidas deberán ser consensuadas y valoradas caso a caso. En el momento actual, a menos de dos semanas del comienzo de curso, casi todas las comunidades autónomas mantienen un riesgo extremo de transmisión. Valencia y Canarias tiene un riesgo alto y tan sólo Asturias uno moderado.

Más noticias