Público
Público

Huelga en el fútbol femenino Mínimo apoyo de los futbolistas de primera división hacia sus compañeras en huelga indefinida

Tan sólo un puñado de futbolistas varones, que se cuentan con los dedos de una mano, expresaron públicamente su apoyo a sus compañeras, que este fin de semana iniciaron la huelga indefinida del fútbol femenino para reclamar un convenio colectivo.

Publicidad
Media: 2
Votos: 5

Las jugadoras de la selección española de fútbol femenino celebran su segundo gol contra Sudáfrica en la Copa del Mundo celebrada en Le Havre

Pocas han sido las voces del fútbol masculino de primera división que durante este fin de semana han apoyado a sus colegas femeninas que iniciaron una huelga indefinida de partidos. Tan escasas y a cuentagotas se han colado en las redes sociales, que han dejado al descubierto la poca solidaridad de ellos con las integrantes de los 16 equipos femeninos de primera división. Las futbolistas iniciaron su primera jornada de huelga, después de que las conversaciones con la patronal (la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino) se rompieran definitivamente a finales de octubre.

Uno de los primeros en enviar un mensaje fue el francés Antoine Griezman, que el pasado sábado publicaba en su cuenta de Twitter un texto que decía: "A las compañeras del fútbol femenino que están en huelga luchando por sus derechos les envío todo mi apoyo. Mucho ánimo!".

El domingo, Andrés Iniesta se sumaba con un mensaje en la misma red social. "Todo mi apoyo a las futbolistas que luchan por sus derechos. Por la igualdad". 

Los dos se sumaban a un reducido puñado de futbolistas de primera que se cuentan con los dedos de una mano. Entre ellos, Lucas Pérez, delantero del Alavés, que el viernes 15 escribía: "Mi apoyo a las futbolistas que esta jornada harán huelga. Es necesario el convenio femenino. Por un fútbol más justo". También Borja Iglesias, jugador del Betis se sumaba con un: "Todo mi apoyo desde aquí", en su cuenta de Twitter. Por su parte Raúl Navas, del Osasuna escribió: "Todo mi apoyo a las futbolistas que esta semana harán huelga para luchar por su convenio. Por un fútbol más justo" y Xisco Campos, capitán del Mallorca se hacía eco en su cuenta de esa red social del vídeo de la huelga distribuido por la AFE. 

Poco más. En redes sociales varios usuarios se hicieron eco del escaso respaldo de los futbolistas y apuntaron a idea de que si ellos decidieran parar para apoyar la lucha de sus compañeras por tener unas condiciones dignas, el problema se solucionaría en un momento. Fue el mensaje que envió la activista Irantzu Varela en respuesta al twitt de Iniesta, que sólo contenía cinco palabras: "Pues únete a la huelga".

"¿Dónde están los deportistas?"

"¿Dónde están los futbolistas?" se pregunta Pilar Calvo, secretaria general de la Asociación para Mujeres en el Deporte Profesional. "¿Y dónde están los deportistas en general?" insiste. "A todos se les llena la boca al hablar de los valores del deporte, pero cuando ven las condiciones en las que están sus compañeras se permiten no decir ni mu". 

Calvo no sólo echa en falta una reacción del mundo del fútbol, sino del deporte en general. "Tenemos a deportistas que dicen estar comprometidos con la igualdad como Rafa Nadal, pero no abren la boca para apoyar a las mujeres cuando deciden reclamar derechos".

Esta deportista, campeona de España de tiro al plato, considera que "es irónico que el Gobierno obligue por un lado a las empresas a fichar a sus trabajadores por horas extras y que por otro admita que haya cientos de deportistas sin contratos". 

Este lunes está prevista una nueva reunión entre los sindicatos AFP, UGT y FútbolOn y la patronal. Lo harán en la sede del Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) en Madrid. Será la primera primera reunión tras la primera jornada de huelga que intentará desbloquear el convenio colectivo del fútbol femenino.

Las jugadoras reclaman un abanico de medidas, pero las negociaciones acabaron rotas al no haber acuerdo entre los sindicatos y los clubes en relación a la parcialidad de los contratos. Las futbolistas habían accedido a que los clubes las pudiera contratar por el 75% de la jornada, es decir, cobrar un 25% menos del sueldo base, que se fijó en 16.000 euros anuales. Los clubes, sin embargo, no se apearon de su propuesta de poder contratar a las jugadoras por la mitad de la jornada (50% del tiempo).

Esta parcialidad no existe en el convenio del fútbol masculino y sus colegas varones tienen contratos a tiempo completo. Si no hay acuerdo en la reunión de este lunes, la huelga continuará de forma indefinida, tal como la votaron el 93% de las jugadoras

Más noticias en Política y Sociedad