Público
Público

Orgullo 2021 Una sentada de activistas trans clama contra el PSOE durante la marcha: "Nos echáis de la ley, os echamos del Orgullo"

La cita LGTBIQ+ se ha centrado en la lucha por una ley trans integral y en el rechazo a la ultraderecha, aunque con aforo limitado de 25.000 personas. La postura de los socialistas ha marcado las críticas durante el recorrido en Madrid.

Un momento de la marcha del Orgullo LGTBI que ha recorrido hoy sábado las calles de Madrid.
Un momento de la marcha del Orgullo LGTBI que ha recorrido hoy sábado las calles de Madrid. Gandul. / EFE

La marcha del Orgullo LGTBI 2021 comenzó su recorrido por las calles de Madrid en un año "puramente reivindicativo", marcado por la pandemia, con aforo limitado de 25.000 personas, sin carrozas y centrada en la lucha por una ley trans integral y en el rechazo a la ultraderecha. Aunque ha terminado con una crítica a los miembros socialistas del Gobierno que habían acudido a la manifestación por su postura en la llamada ley trans, que ya está en trámite parlamentario de la mano de la ministra de Igualdad, Irene Montero.

Los partidos políticos que han participado en la manifestación no han podido seguir su marcha a su llegada a la plaza de Cibeles, ya que un grupo de activistas trans ha protagonizo una sentada para reivindicar más avances en el anteproyecto de ley de ese colectivo que aprobó el Gobierno esta misma semana.

A las 21.40 horas, cuando los partidos han llegado a esa plaza, encabezados por la pancarta del PSOE, seguida de la de Unidas Podemos, Ciudadanos y Más Madrid, se han encontrado con esas personas sentadas en el suelo y no han podido avanzar.

Los activistas han dirigido sus reivindicaciones contra los miembros del PSOE, en cuya cabecera han participado el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la portavoz del grupo parlamentario socialista, Adriana Lastra, entre otros.

Directamente a los socialistas, les han coreado frases como "Podréis pasar si hay ley trans", "Nos echáis de la ley, os echamos del Orgullo", "Fuera el PSOE de nuestro Orgullo" y "Vergüenza".

La marcha se ha celebrado pocos días después de que el Gobierno aprobara el anteproyecto de la ley trans, acogido con peros por las asociaciones, que quieren que se incluyan en él los derechos de colectivos como los no binarios (que no se sienten hombres ni mujeres), migrantes y menores.

Tras una media hora de espera, los representantes de Más Madrid han decidido rodear al grupo de activistas y han reemprendido la marcha al otro lado de la plaza para llegar a la de Colón, donde ha finalizado.

Y a los diez minutos, el resto de partidos (Ciudadanos, PSOE y Podemos) han abandonado la plaza y desistido de llegar a Colón.

Según ha explicado a Efe uno de los manifestantes, Xan Rodríguez, integrante de los que se han autodenominado como "activistas trans independientes", su protesta es porque lo aprobado por el Gobierno es "en realidad una ley LGTBI".

"Trans solo hay una parte", de forma que "deja fuera" más de la mitad de sus reivindicaciones referentes a los menores, la gente migrante y los no binarios, ha añadido.

Los activistas han permanecido en la plaza otros 15 minutos y finalmente han desistido de su acción y se han marchado.

Un Orgullo sin carrozas

Ese ha sido el único aspecto fuera de lo previsto en esta cita. Al comenzar la marcha, las pancartas ya apuntaban el malestar del colectivo trans. "Los derechos no se negocian, se legislan: ¡por una Ley Integral Trans ya!" era el lema que se leía en la cabecera de la manifestación.

Tras esa pancarta han caminado activistas trans de las dos asociaciones convocantes, FELGTB y COGAM, que poco antes del arranque han explicado a los medios de comunicación las reivindicaciones de una manifestación menos multitudinaria y espectacular que antes de la pandemia, pero marcadamente política.

"Este año es un año puramente reivindicativo, está marcado por las leyes que están en el Congreso de los Diputados", ha dicho la presidenta de COGAM, Carmen García de Merlo, en una edición en la que, tras la pausa de la pandemia, la lucha LGTBI pretende "recuperar la calle", aunque con la responsabilidad de guardar, ha recordado, las distancias de seguridad sanitarias.

Críticas al Ayuntamiento de Madrid

De Merlo también ha criticado al Ayuntamiento de Madrid, que "prácticamente no ha hecho nada" para ayudar a organizar la manifestación.

La presidenta de FELGTB, Uge Sangil, se ha referido al anteproyecto aprobado la semana pasada. "Sabemos que no es el borrador que queremos", ha dicho sobre el texto, en el que las asociaciones quieren que se incluya a las personas no binarias (que no se reconocen como hombre ni como mujer), de los migrantes y de los menores.

Aún así, aseguró, "hoy es un día histórico" porque se ha "conseguido la despatologización y autodeterminación del género", aunque ha añadido que hay que "seguir luchando por mejorar este anteproyecto de ley".

En la edición de este año se contaban tres cabeceras. Detrás de la primera reivindicando la ley trans, se ha organizado una segunda con el lema "Ni un paso atrás", en protesta por el ascenso de la ultraderecha en las instituciones y el aumento de la legitimación de los discursos de odio.

Finalmente, una tercera conmemora el 40 aniversario de la aparición del primer caso de VIH en el mundo. "40 años de VIH. Faltan muchas personas en este Orgullo, sobra estigma. Indetectable = Intransmisibles", decía su lema.

"Ni un paso atrás" ante la ultraderecha

Sobre la segunda, Sangil afirmaba que no darían "ni un paso atrás" y este sábado ocuparían "el espacio que nos quieren quitar" en la plaza de Colón, escenario en los últimos tiempos de importantes concentraciones de la derecha y donde punto final de la marcha, que arrancó en la plaza de Atocha.

"Ni un paso atrás ante los discursos de odio, ante los asesinatos, ante la transfobia, ante la lgtbifobia, ante los cómplices del PP y Ciudadanos, de la ultraderecha, de Vox", ha añadido.

En un ambiente festivo, con furgonetas recordando a los asistentes la obligatoriedad de las mascarillas, la marcha ha empezado desde la plaza de Atocha sin incidentes en medio del calor algo aplacado por algunas nubes.

En ella participan decenas de menores trans de la Asociación de Familias de Menores Trans Chrysallis y del Grupo de Familias Transformando de COGAM, que portan una bandera que ha recorrido España desde abril para recabar apoyos en favor de la igualdad de las personas trans, que centra este año el Orgullo.

"Llevar ante la justicia a nuestra adolescencia es juzgarles por ser quien son", "Los derechos humanos no tienen edad", "Las infancias trans deben ocupar los parques, no los juzgados" o "Respeta su existencia o espera nuestra resistencia" son algunas de las pancartas que llevan padres, niños y adolescentes de estas asociaciones.

Más noticias