Público
Público

Personas con discapacidad Las mujeres con discapacidad visual o sordoceguera tendrán mayor acceso a los procesos judiciales

El Grupo Social ONCE y el Colegio Oficial de la Psicología de Madrid elaboran dos guías para mejorar los derechos de este colectivo.

La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, durante la presentación de las guías para facilitar los procesos judiciales a las mujeres con discapacidad visual y sordoceguera.
La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, durante la presentación de las guías para facilitar los procesos judiciales a las mujeres con discapacidad visual y sordoceguera. CEDIDA/ONCE

El Grupo Social ONCE y el Colegio Oficial de la Psicología de Madrid han presentado este viernes dos guías para facilitar el acceso a la Justicia a las mujeres con discapacidad visual o sordoceguera, así como a los profesionales que trabajan en este ámbito, ya que piensan que actualmente no participan de los procesos judiciales en igualdad de condiciones.

El acto se celebró en el Salón de Actos Delegación Territorial ONCE-Madrid, bajo el lema Justicia sin enredos para mujeres con discapacidad visual y sordoceguera donde ambas instituciones presentaron dos guías, una para las mujeres con discapacidad visual o sordoceguera y otra para los profesionales del ámbito judicial. 

Las guías, según explicaron Patricia Sanz, vicepresidenta de la ONCE , y Nuria Mateos, del Colegio de Psicólogos de Madrid, "son sencillas y accesibles". Su finalidad es que las mujeres con discapacidad visual y sordoceguera puedan acceder y participar en los procedimientos judiciales con los apoyos y ajustes necesarios. La dirigida a los profesionales del ámbito judicial, busca que éstos conozcan cómo pueden prestar un mejor servicio teniendo en cuenta que son personas con discapacidad.

La fiscal María José Segarra destacó, por su parte que "la accesibilidad a la justicia debe de ser total" y celebró la llegada de estas guías porque "cuando hay discriminación no hay justicia", mientras que Patricia Sanz reivindicó "más apoyos para las mujeres con discapacidad visual y sordoceguera que son un colectivo olvidado y su causa es un tema de derechos humanos".

En el acto, Cristina, una mujer con sordoceguera expuso "el calvario" que lleva padeciendo desde hace 10 años por su divorcio. "Mi experiencia es dantesca, empecé a divorciarme hace diez años y aún sigo. Me siento en total desventaja respecto a mi ex pareja. Si no cuento con un mediador comunicativo todo es muy difícil. La comunicación con el juez suele ser imposible".

En la presentación de las guías participó la ministra de justicia, Pilar Llop, donde destacó que "la Justicia tiene que ser el bastión" que vele por los derechos y libertades de todos y todas, especialmente de estas mujeres, y aseguró que "es la Justicia la que se tiene que adaptar a las personas con discapacidad y no al revés, para evitar así cualquier tipo de discriminación".

Discriminación a las mujeres con discapacidad

Patricia Sanz recordó el sufrimiento que sufren las mujeres con discapacidad, puesto que "se enfrentan al riesgo de sufrir una discriminación múltiple por razón de género y de discapacidad, y merece especial atención conocer las dificultades que actualmente se encuentran en el acceso a la Justicia". También se refirió, Sanz a "la vulnerabilidad que supone enfrentarse a un procedimiento judicial, hay que añadir que estas personas abordan estas situaciones, de alto impacto personal, con desconocimiento del proceso, y sin contar en muchas ocasiones con los apoyos necesarios para poder participar en ellos en igualdad de condiciones. 

La guía visibiliza las dificultades y obstáculos que habitualmente afrontan estas mujeres cuando desean ejercer su derecho de acceso a la Justicia, identifica las adaptaciones que resultan necesarias y aporta recomendaciones prácticas que garantizan la accesibilidad durante todo el proceso judicial.

Más noticias