Público
Público

Pintadas Condenan a un grafitero a un año de cárcel y prohibición de entrar en el metro barcelonés

Además, en Madrid, otro juez ha decretado ua orden de alejamiento para otro grafitero, que no podrá acercarse a menos de 500 metros de la estació de Las Rosas del metro de la capital.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Vagones de metro de Madrid pintados. EP

Un juez de Barcelona ha impuesto un año de prisión y privación de acceso al metro durante seis meses a un grafitero que ha sido considerado culpable de un delito de daños en bienes públicos de uso comunal por unas pintadas en 2015.

La sentencia condena al autor de unas pintadas en los vagones del metro a la pena de "privación del derecho a acudir o acceder al servicio público de transporte del metro de Barcelona y su área metropolitana" durante seis meses, algo que hasta ahora sólo se había aplicado a los carteristas que actúan en el suburbano.

La sentencia ha sido dictada por el juzgado de lo Penal número 19 de Barcelona por unos hechos que ocurrieron el 5 de julio de 2015, cuando el condenado, acompañado de un menor de edad, accedió a la zona de aparcamiento de la Línea 4 del metro de Barcelona en la estación de La Pau e hizo pintadas en dos vagones con su firma ("tag", en el argot de los grafiteros).

Orden de alejamiento en Madrid

Por otro lado, el grafitero detenido el viernes en la estación de metro de Las Rosas de Madrid por hacer pintadas en los vagones junto a medio centenar de jóvenes no podrá acercarse a menos de 500 metros de esta parada.

Así lo ordenó el juez de guardia el pasado fin de semana después de que la Policía Nacional arrestara a este joven de 20 años y nacionalidad paquistaní la noche del viernes en el interior de la estación de Las Rosas, han informado fuentes de la investigación.

El arrestado, que cuenta con otros tres antecedentes policiales aunque no por hechos similares, está acusado de los delitos de daños, desórdenes, atentado y lesiones.

Protagonizó junto con un grupo de entre 40 y 50 grafiteros un ataque en la estación de Las Rosas en torno a las 21:45 horas del día 2. Al verse sorprendidos por la Policía, varios rociaron la cara de los agentes con botes de espray, por lo que tuvieron que ser atendidos.

Los grafiteros huyeron del lugar y solo fue detenida una persona, en tanto que los agentes se incautaron cerca de 250 botes de pintura.

La decisión judicial de imponer una orden de alejamiento a un grafitero en Madrid ya la adoptó otro juez en 2014 con dos detenidos, aunque en este caso extendió la prohibición no solo a una estación sino a no acercarse a 200 metros a ningún vagón de tren o instalación de red de ferrocarriles.

Ola de pintadas

Madrid ha protagonizado en los últimos días varios episodios de grupos de grafiteros en el suburbano madrileño, con pintadas en más de 1.300 metros cuadrados desde el 31 de octubre al 4 de noviembre en ocho zonas de la red, indican fuentes de Metro de Madrid.

La Policía tiene constatados tres ataques: el del día 2 en Las Rosas y otros dos el día 1 en la línea 12: primero en la parada de Arroyo Culebro, poco antes de la una de la madrugada, cuando varios grafiteros acceden a la cabina del conductor y le coaccionan para que mueva el tren y otro episodio en la estación Universidad Rey Juan Carlos a las 2:45 horas.

En este último caso, los grafiteros asaltaron el metro y realizaron pintadas. El conductor fue trasladado al hospital con un ataque de ansiedad pero no fue coaccionado, ya que no llegaron a entrar en la cabina. 

Más noticias en Política y Sociedad