Público
Público

El PP espera contentar a su ala más dura con un retoque a la ley del aborto en año electoral

Tras renunciar a cambiar la normativa por completo por falta de consenso, el partido en el Gobierno anuncia una proposición de ley para prohibir a las menores de 16 y 17 años que aborten sin consentimiento paterno.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, saluda al ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, este miércoles en el Congreso./ EFE

MADRID.- Tras meses de retraso y después de la marcha del ex ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, el PP se ha puesto manos a la obra para asegurar que la menores de 16 y 17 años no puedan abortar sin consentimiento paterno. El Grupo Popular ha registrado este miércoles en el Congreso una proposición de ley para reformar levemente la actual legislación del aborto respondiendo a sus "compromisos electorales", ha afirmado su portavoz, Rafael Hernando.

El texto se debatirá, previsiblemente, en el Pleno de la Cámara el próximo mes de marzo y el objetivo es que entre en vigor a final de este periodo de sesiones, en torno al mes de junio. 

La intención del PP es, por un lado, derogar el apartado 4 del artículo 13 de la Ley Orgánica de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo, que modificó la Ley de Autonomía del Paciente para sacar el aborto de la lista de excepciones en las que un menor de 16 o 17 años necesita la autorización de sus padres para someterse a una intervención médica. Y por otro, añadir en la Ley de Autonomía del Paciente que "para la interrupción voluntaria del embarazo de menores de edad o personas con capacidad modificada judicialmente será preciso, además de su manifestación de voluntad, el consentimiento expreso de sus representantes legales". 

"En este caso, los conflictos que surjan en cuanto a la prestación del consentimiento por parte de los representantes legales, se resolverán de conformidad con lo dispuesto en el Código Civil", precisa la proposición de ley. 

Tras la frustrada ley de Gallardón, que pretendía devolver a los años ochenta la legislación sobre la interrupción del embarazo y provocó discrepancias en el partido, Hernando ha vendido el cambio en el aborto de menores de edad como "una parte muy importante del programa electoral" con el que concurrió a las elecciones de 2011.

Aun así, al sector más conservador del partido, como ya hizo notar hace meses, el parche le sabe a poco. De hecho, la portavoz de Derecho a Vivir, Gádor Joya, considera que el Gobierno ha "escupido a la cara y traicionado" a los españoles con esta reforma parcial", informa Europa Press. "Ya no esperamos nada de Rajoy ni de este gobierno. Ya no es tiempo de paños calientes, de andar pidiendo y suplicando que cumpla su promesa cuando ha evidenciado el desprecio a un sector importante de la sociedad española que pedía la derogación de la ley", ha declarado tras lamentar que al final, "esa tan ansiada y prometida reforma de la ley del aborto haya quedado en esto, en un punto". 

En este sentido, Hernando ha apuntado que su decisión de no ir más lejos ha sido la falta de consenso. "En una materia como ésta, independientemente de cuestiones morales o religiosas de cada uno, hay que pensar en el conjunto del modelo social y hay una parte que tiene que ver con un recurso que tiene que resolver quien tiene que resolverlo", ha justificado.

Más noticias en Política y Sociedad