Público
Público

Los precios entran congelados en el Año II de la pandemia

La cuesta de enero añadirá poca pendiente a la iniciada en marzo al llegar sin apenas variaciones en los importes de la electricidad y el combustible, estabilidad en los del transporte y una reforma fiscal que solo afecta a los más ricos, aunque las prestaciones de los ERTE y las moratorias del 'escudo social' pueden provocar sorpresas y disgustos en la próxima declaración del IRPF.

Los precios de la energía entran estables en 2021, aunque eso podría variar a lo largo del año.
Los precios de la energía entran estables en 2021, aunque eso podría variar a lo largo del año. EFE

La cuesta de enero añadirá este año poca pendiente a la acusada que comenzó en marzo con la pandemia, el 'gran encierro' y la crisis derivada de su combinación, con la que las rentas salariales y los ingresos de los autónomos han llegado a desplomarse casi un 8% en una caída duplicada por la de otros ingresos de los hogares como los vinculados a la propiedad (alquileres, acciones), según los datos del Banco de España.

Los precios que dependen de decisiones políticas o de los llamados reguladores llegan en una situación de estabilidad, e incluso con algunas expectativas de descenso, a un cambio de año con el que entrará en vigor una reforma tributaria cuyos efectos se van a centrar en quienes más dinero ganan, mientras los descuidos con algunas medidas del 'escudo social' pueden acabar provocando disgustos en la campaña del IRPF.

Estas son las principales novedades que, imprevistos al margen, van a afectar a los bolsillos de los españoles con el cambio de año:

Salarios y pensiones al alza, con la incógnita del mínimo

Las pensiones contributivas van a subir con el cambio de año un 0,9%, la mitad que las mínimas y tanto como los sueldos de los trabajadores públicos, mientras las revisiones salariales pactadas en convenios alcanzan un 1,8% a la espera de conocer qué ocurre con un Salario Mínimo Interprofesional (SMI) que llega congelado a 2021.

La cuota de los autónomos vuelve a incrementarse

La cuota de los autónomos subirá con el cambio de año, con el que la mínima pasará de 286,30 a 289 euros mensuales y la máxima de 1.221,03 a 1.233,20 al aumentar del 0,8% al 0,9% la cotización por cese de actividad y del 1,1% al 1,4% la de contingencias profesionales.

La electricidad puede bajar hasta un 16% este año, o no

Los precios de la electricidad despiden 2020 y reciben el 2021 en una situación de estabilidad que puede tender a la baja en los primeros meses del año si sale adelante el Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico en los términos que plantea el Miteco (Ministerio para la Transición Ecológica), que pretende que las empresas comercializadoras "de todos los sectores energéticos" asuman a través de ese instrumento, al que aportarían fondos "en función de sus ventas", los llamados "costes asociados al régimen retributivo específico de las renovables", según informa el propio departamento ministerial.

Eso significa que las primas de las renovables pasarían a ser gestionadas desde ese fondo, lo que descargaría "aproximadamente el 16%" del actual montante del recibo doméstico. Eso, siempre que la norma salga adelante, los tribunales avalen los previsibles recursos de las compañías eléctricas y estas no terminen repercutiéndolo en el precio de la luz por otra vía.

Los combustibles comparten tendencia con la electricidad

Los precios de las gasolinas y los gasóleos se encuentran en la misma situación que los de la electricidad, ya que las empresas que las comercializan también tendrán la obligación de financiar ese fondo.

Mientras se resuelve esa incógnita, y con el impuesto al diésel descartado durante la negociación de los Presupuestos Generales del Estado, el principal factor para fijar el precio de estos combustibles será la cotización del petróleo, que esta semana ha superado de nuevo los 50 dólares en el formato barril Brent para regresar al nivel de principios del año pasado tras el desplome del inicio del 'gran encierro', en el que bajó de los 23.

El transporte público congela los precios del billete

Tanto Renfe como la gestora de aeropuertos Aena han congelado sus tarifas para el año que viene, en el que comenzará la competencia en transporte de viajeros con la entrada en servicio de los Ouigo, un servicio de la compañía ferroviaria pública francesa SNCF con prestaciones de AVE que comenzará a circular en mayo y para el que ya están a la venta billetes por nueve euros para el trayecto Madrid-Barcelona. Resulta un euro más barato que la tarifa básica del Avlo (AVE Low Cost). La congelación de tarifas afecta a los servicios de Cercanías.

En cambio, Correos sube desde este día 1 un 7,7% el precio de los sellos necesarios para el envío de cartas y tarjetas postales normalizadas y de hasta veinte gramos de peso a destinos nacionales, hasta los 0,70 euros (cinco cinco céntimos más). Las cartas y tarjetas postales internacionales para Europa (también ordinarias y normalizadas hasta 20 gramos) se franquearán con 1,50 euros, cinco céntimos más también. La empresa postal también ha decidido incrementar un 4,97% el precio de la paquetería con destino nacional y en un 2,53% el de los envíos internacionales.

Los automóviles serán más caros y la autopista más barata

Los peajes de las autopistas registrarán con el cambio de año un ligero abaratamiento del 0,11% como consecuencia del sistema de cálculo que combina la densidad del tráfico, claramente a la baja en este ejercicio, con la evolución del IPC, que acumula un descenso interanual del 0,8%.

Por el contrario, el precio final de los automóviles puede alcanzar encarecimientos de hasta el 5% como consecuencia de la aplicación del llamado ciclo WLTP, un sistema de medición más exigente que el actual NEDC para estimar las emisiones contaminantes que lanza cada modelo.

El impuesto no cambia y sigue gravando con un 4,5% el precio de venta de los vehículos que emitan más de 121 gramos de CO2 equivalente por cada kilómetro recorrido, con un 9,75% el de los que lancen más de 161 y con un 14,75% el de los que superen los 200. Lo novedoso es la exigencia del sistema, de ámbito comunitario y que hará que hasta uno de cada cinco modelos salten al tramo superior.

Una reforma tributaria para ricos y otra general en ciernes

El uno de enero de 2021 entran en vigor las modificaciones tributarias recogidas en los Presupuestos Generales del Estado, cuyos efectos se concentrarán en los bolsillos de quienes más ganan, con un aumento de la presión fiscal de dos puntos para las rentas del trabajo de más de 300.000 euros, que pasarán a soportar un tipo nominal del 47%, y de tres para las del capital que rebasen los 200.000, a las que se les aplicará otro del 26%.

Por debajo de esos niveles, la tributación no cambia más allá de que se limitan a 2.000 euros las aportaciones a planes de pensiones particulares con derecho a desgravación en el IRPF, que hasta ahora eran de 10.000, mientras se eleva de 8.000 a 10.000 la de los planes de empresa.

Superada esta pantalla, el próximo debate tributario de calado se centra en la armonización de los impuestos cedidos por el Estado a las comunidades autónomas, que se prevé como uno de los ejes del debate político para el próximo ejercicio y que puede provocar alzas de la presión fiscal, especialmente en comunidades como Madrid y La Rioja.

Sorpresas el en IRPF, o no tanto, para los afectados por ERTE y los acogidos a moratorias

Tres de las medidas del 'escudo social' pueden tener efectos secundarios en la declaración de la renta. Por una parte, las prestaciones de los ERTE carecían de retención a cuenta del IRPF, lo que hace que la tributación de esos ingresos deba liquidarse de manera íntegra al no haber adelantado ninguna cantidad al fisco.

Por otra, las moratorias de los alquileres provocarán a los arrendadores una merma de los ingresos a declarar y a los inquilinos otra de los gastos, algo que tirará a la baja en ambos casos de las deducciones.

Y, por otra, las cuotas suspendidas de las hipotecas por haberse acogido sus titulares a la moratoria legislativa o a la sectorial de la banca, o por haber negociado aplazamientos directamente con la entidad financiera, recortan el derecho a la desgravación derivado de los créditos para adquisición de la vivienda principal que lleven vivos más de diez años.

La bolsa de la compra se encarece

Los Presupuestos del Estado contemplan un impuesto de 45 céntimos por kilo para los plásticos de un solo uso, una medida de fiscalidad verde que entraña el riesgo de que el comercio repercuta ese coste a sus clientes encareciendo las bolsas.

El IVA sube, pero solo para las bebidas azucaradas

El uno de enero el IVA de los refrescos con azúcar añadido subirá del 10% al 21% en las tiendas y los supermercados, en una medida que tiene una finalidad disuasoria por los efectos nocivos que esos productos tienen en la dieta de los menores. No afecta a su distribución en la hostelería.

Más noticias de Política y Sociedad