Público
Público

Temporal Amelie Amelie se aleja y deja paso a nuevos frentes de lluvia, viento y nieve

La Aemet ha activado hoy avisos en catorce comunidades, de nivel naranja en el litoral cantábrico por olas de 5-6 metros de altura y se espera una bajada generalizada de las temperaturas. 

Uno de los árboles del paseo de la Playa de Zurriola, en San Sebastián, permanece partido por la fuerza del viento./ Juan Herrero (EFE)

EFE

Amelie, la primera gran borrasca de impacto de la temporada, se aleja de España tras impactar de lleno durante el fin de semana en la península y Baleares -donde ha dejado una víctima mortal y rachas de hasta 177 kilómetros por hora- y entra un nuevo sistema de frentes con lluvia, viento, nieve y más frío.

La borrasca Amelie, que sufrió un proceso de ciclogénesis explosiva antes de atravesar el norte peninsular, dejó este domingo registros de viento de 177 kilómetros por hora en el cabo Machichaco (Vizcaya), 156 en Estaca de Bares (A Coruña), 132 en Valdezcaray (La Rioja) o 130 kilómetros por hora en Asturias.

Además, se han recogido 47 litros por metro cuadrado en Grazalema (Cádiz), 42,2 en A Coruña, 42 en Huesca, 38 en Pontevedra y 37 en Asturias y las temperaturas mínimas han rozado los cero grados centígrados en puntos de Castilla y León, Cantabria y Asturias.

"Amelie se desplaza hacia el este y en nuestros mapas ya no aparece", ha subrayado a Efe Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), si bien "seguimos con una situación de viento intenso y lluvias que perdurarán durante toda la semana".

La Aemet ha activado hoy avisos en catorce comunidades, de nivel naranja (riesgo importante) en el litoral cantábrico por olas de 5-6 metros de altura y amarillo (riesgo) a orillas del Mediterráneo por olas de 3 metros, mientras que Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Madrid y La Rioja están con avisos amarillos por rachas máximas de 70-80 kilómetros por hora.

Mañana, martes, otro sistema frontal asociado a una borrasca situada en el entorno de las Islas Británicas dejará lluvias en el norte de Galicia y comunidades cantábricas, que pueden ser fuertes y persistentes y que han activado avisos en el norte de Navarra y País Vasco, donde se pueden acumular más de 50 litros por metro cuadrado en doce horas.

También podrá llover en otros puntos del tercio norte, sistemas Central e Ibérico, ambas mesetas, Andalucía y Baleares, aunque de manera más débil y dispersa, ha subrayado Del Campo, quien ha hecho hincapié en "el primer aviso de nieve de la temporada", por espesores de hasta 5 centímetros en el Pirineo oscense.

Los vientos serán nuevamente del oeste y noroeste muy fuertes en el litoral cantábrico, donde se formarán olas de 6 a 7 metros, y las temperaturas bajarán en toda España, "con lo más templado en el Mediterráneo, donde se volverán a alcanzar de 22 a 24 grados".

El miércoles, la entrada de otro frente por el atlántico dejará de nuevo lluvias en Galicia y desde el Cantábrico oriental hasta el Pirineo, continuará el régimen de vientos del oeste y noroeste y el temporal marítimo y seguirán bajando las temperaturas, con la cota de nieve a 1.200 metros a primera hora en las montañas del norte.

Y el jueves "vuelve a llover otra vez en Galicia, comunidades cantábricas, alto Ebro, Pirineos y zonas montañosas de los sistemas Ibérico y Central, en ocasiones de manera fuerte y persistente, puede caer algo en ambas mesetas y Baleares y se libran de las precipitaciones en el sureste peninsular", ha señalado el portavoz.

Según Rubén del Campo, "lo más destacado será la nieve en cotas bajas, a partir de los 800 metros en el Cantábrico, Pirineos o Sistema Ibérico, y las heladas en las montañas, al caer las temperaturas entre 3 y 5 grados por debajo de lo normal en la mitad norte".

Así, los valores se quedarán entre 10 y 11 grados centígrados en la Meseta norte, entre 13 y 15 en las zonas centro y sur peninsulares, de 12 a 15 marcarán los termómetros en el Cantábrico y seguirán por encima de lo normal -entre 20 y 22 grados- en el Mediterráneo.

Según el portavoz de la Aemet, todo apunta a que el próximo fin de semana las heladas se extenderán por más zonas y persistirán las lluvias y las temperaturas a la baja, que dejarán un ambiente "más fresco de lo habitual" y nevadas por debajo de 1.000 metros.

Más noticias de Política y Sociedad