Público
Público
8M

La vandalización de los murales feministas: un paso más en la violencia simbólica hacia las mujeres

Cerca de una decena de obras reivindicativas han sido atacadas con pintadas en el contexto temporal de este 8M, una fecha en la que los actos por el Día de la Mujer tuvieron que reinventarse a causa de la pandemia.

Vista del mural feminista de Alcalá de Henares, Madrid que ha amanecido este domingo con pintadas tras ser inaugurado ayer por la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.
Vista del mural feminista de Alcalá de Henares en Madrid, que ha amanecido este pasado domingo con pintadas. Fernando Villar / EFE

En un 8M diferente al de años atrás, donde los colectivos feministas han tenido que buscar alternativas para manifestarse debido a la pandemia, las reivindicaciones en el Día Internacional de la Mujer han tratado de silenciarse mediante diferentes boicots a murales feministas en toda España. La vandalización de estos murales es un reflejo de la violencia simbólica que sufren las mujeres y el movimiento feminista.

Los vándalos han volcado pintura sobre los rostros de las pioneras que aparecían en las pinturas, han pintado esvásticas nazis sobre sus frentes y han quemado y arrancado los símbolos morados en representación del 8M. Se trata de un nuevo intento de acallar las voces de las mujeres y borrar la importancia de sus contribuciones en la sociedad. No es la primera vez que ocurre este tipo de actos contra símbolos de la lucha por la igualdad. Hace dos años también fue boicoteado el mural diseñado en Villarrobledo. 

La violencia simbólica es una de las principales agresiones que sufren las mujeres. Son aquellas agresiones no físicas que implican ridiculizar, despreciar o infravalorar a las mujeres. El destrozo de los murales supone un intento de anulación del mensaje feminista, de borrado de los hechos históricos que se reivindican en cada pintura destrozada. Porque querer invisibilizar la cara de alguien como Clara Campoamor significa querer borrar la historia de las mujeres.

La Comunidad de Madrid ha sido el lugar donde más actos vandálicos se han sufrido por el Día de la Mujer. En convocatorias pasadas, la región ha sido el lugar donde más manifestantes se llegaban a congregar por el 8M y, este año, sin embargo, ha sido en la única comunidad donde no han sido permitidas las manifestaciones. Y, aunque algunos colectivos feministas decidieron salir a la calle en grupos pequeños y respetando la distancia de seguridad, semanas atrás ya se habían preparado otras formas de conmemorar la fecha: el feminismo a través del arte.

El mural feminista de Alcalá de Henares encargado por el Ayuntamiento para conmemorar el Día Internacional de las Mujeres, amaneció con pintadas 24 horas antes del 8M. Las vecinas acudieron a pintar el mural con mensajes feministas como señal de apoyo tras el ataque sufrido.

Vista del retrato de María Isidra de Guzmán, la primera mujer que ostentó el grado universitario de España, y que forma parte del mural feminista de Alcalá de Henares, Madrid. Fernando Villar / EFE

El mural del distrito de Ciudad Lineal, titulado La unión hace la fuerza, apareció la misma mañana con una capa de pintura negra que tapaba las cara de algunas de las mujeres más importantes de la historia como Rigoberta Menchú, Rosa Parks, Frida Kahlo. La pintura había sido señalada en varias ocasiones por la ultraderecha desde que Vox presentó una iniciativa en la junta de distrito de Ciudad Lineal para sustituir estas pinturas.

Mural feminista de Ciudad Lineal vandalizado. Twitter

La misma suerte ha corrido el mural de Getafe, que era una réplica del que lucía en Ciudad Lineal. La obra ha aparecido este martes borrada con pintura negra, amarilla y verde. El Ayuntamiento del municipio ha anunciado a través de sus redes que recuperará el mural "tantas veces como sea necesario".

Réplica del mural feministra de Ciudad Lineal en Getafe. Ayuntamiento de Getafe

La asociación Tejiendo Colmenarejo instaló hace unos días un mural feminsta de lana en la fachada del Centro Cultural. Durante la madrugada del 7 de marzo, fue quemado. El Ayuntamiento ya ha condenado estos hechos vandálicos alegando que este suceso está promovido por el odio.

Mural tejido en el centro cultural de Colmenarejo. @FeminismoSierra

El mural feminista de Huelva, pintado por Cynthia Veneno el pasado 6 de marzo, ha amanecido vandalizado este martes con pintura negra y símbolos nazis, en la madrugada siguiente al 8M. La artista y las componentes con las que hizo el mural, Mujeres 24 Horas, creen que han podido ser grupos neonazis, por las esvásticas pintadas y porque, aseguran, que se suelen reunir por esa zona.

El mural feminista de Huelva que ha amanecido vandalizado este martes. Mujeres 24H / Facebook

El mural feminista de la ciudad de Gandía fue atacado igual que el año pasado al conmemorarse el 8M. En el acto vandálico alguien utilizó espray rojo tapando las caras de las mujeres que protagonizan el mural, como son Simone de Beavoir, Maria Zambrano y Violeta Parra, entre otras. 

Mural feminista vandalizado en Gandia, Valencia. Ayuntamiento de Gandia

Asimismo, la Diputación de Sevilla colgó en la valla que rodea el edificio una pancarta para conmemorar el 8M. El lunes pasado apareció rasgada. Se desconocen los autores de este acto vandálico.

Pancartas por el 8M que han aparecido rotas en la Diputación de Sevilla. Twitter

La Policía Nacional ya investiga estos ataques y los consistorios de varias localidades se han comprometido a restaurar las obras. Desde las asociaciones feministas han dejado claro que su mensaje no desaparecerá con pintura: "Vamos a seguir adelante reivindicando nuestros plenos derechos, trabajando para conseguir el lugar en el mundo que nos merecemos y sirviendo de altavoz de las compañeras sin voz", proclaman.

Más noticias de Política y Sociedad