Público
Público

Infancia Libre La vicepresidenta de Infancia Libre ya está junto a su hija después de que un juez decretara su entrega inmediata

"¡Mi vida, ya te vienes conmigo", le dijo Rocío de la Osa este viernes a su hija tras un emocionado abrazo al recogerla del colegio, al que acudió con el tío, la tía y el abuelo de la menor y dos Policías de la UFAM que tenían que garantizar la entrega de la menor.

Algunas de las mujeres ligadas a Infancia Libre, tres de las cuales fueron detenidas.

Marisa kohan

Este lunes a primera hora de la tarde Rocío de la Osa recogió a su hija del colegio y se marchó con ella y con los familiares que la habían acompañado (los tíos de la menor y su abuelo) a casa. Acababa así cerca de siete meses en los que permaneció lejos de la menor, a la que sólo podía ver una vez cada 15 días en un punto de encuentro familiar.

La devolución de la menor a su madre ya había sido decretada por la Audiencia de Provincial de Granada el pasado 20 de noviembre, pero no había sido ejecutada por la negativa de la familia paterna a entregar a la menor.

Este viernes, el juzgado de instrucción número 9 de Granada emitió un auto por el cual ordena la "entrega inmediata" de la niña a su madre, cumpliendo así lo que ya había establecido la Audiencia.

De la Osa fue separada de su hija en junio de 2019 cuando un juez del mismo juzgado de instrucción que ahora le devuelve la custodia, la citó para que compareciera por una supuesta sustracción de menores. Esta citación sucedió en el marcho de una investigación de la Unidad de la Policía adscrita a los Juzgados de Plaza de Castilla, que entre abril y junio de ese año detuvo a otras tres supuestas integrantes de la asociación Infancia Libre y a las que acusó de ser parte de una organización criminal. Fruto de estas supuestas investigaciones la Policía judicial redactó un informe de más de 200 páginas en las que acusa a más de una veintena de mujeres de ser parte de una "trama criminal" cuyo objetivo era presentar denuncias falsas de abusos sexuales de sus hijos por parte de sus parejas para conseguir la custodia y apartarlos de sus padres. Este informe está en manos de la Fiscalía, que en breve debe decidir si abre una causa judicial o si lo archiva.

El hecho es que De la Osa fue citada al juzgado el 18 de junio pasado y que sin investigar los hechos ni llamar a las partes, un juez de instrucción le retiró la custodia de su hija a De la Osa y se la entregó a una tía paterna. Desde entonces De la Osa sólo vio a su hija en un punto de encuentro familiar cada 15 días.

El auto de la Audiencia Provincial de noviembre decretó que el juez de instrucción que retiró la custodia a la madre, "carecía de competencia para acordar las medidas de naturaliza civil que acordó" y aclaró que las medidas impuestas en mayo de 2017 por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer nº1, que otorgaban la custodia a la madre tenían "carácter definitivo".

Los magistrados de la Audiencia decretaron, también, que el delito de sustracción aducido para el cambio de custodia por el juez instructor no existe "porque la Sra. de la Osa no podía cometer en aquel momento sustracción de menores" puesto que era ella quien tenía concedida la custodia y que era "la progenitora con quien la hija común convivía habitualmente". Por eso decretaron la entrega de la menor a su madre. 

Tal como retan a Público los abogados de De la Osa, intentaron desde noviembre llegar a algún acuerdo con la familia paterna para la entrega ordenada de la menor a su madre, e incluso, establecer algún tipo de visita para el padre de la niña. Pero este acuerdo no fue posible.

El pasado 8 de enero, primer día de clase, la madre puso en conocimiento de la directora del colegio que iría a recoger a su hija al centro para cumplir la orden de la Audiencia. Sin embargo, minutos después la niña fue recogida del colegio. Según los abogados de De la Osa esta retirada la realizó el padre, por lo que interpusieron una denuncia contra él por sustracción de la menor, al no tener éste su custodia. Sin embargo el padre de la niña afirma que quién recogió a la niña del colegio fue su hermana.

Entrega inmediata

La resolución del juzgado de este viernes explica que debido a que "el auto de la Audiencia Provincial de Granada de fecha 20 de noviembre de 2019 que dejó sin efecto lo acordado en el auto de fecha 18 de junio de 2019 dictado en el juzgado de instrucción número nueve en el ámbito de las presentes diligencias previas, es inmediatamente ejecutable desde el momento en que se dictó, especialmente cuando afecta a la situación material de menores de edad, como ocurre en el presente caso".

Por ello el juzgado obliga a que se proceda a la devolución de la menor a su madre "con carácter inmediato, entregándose testimonio de la presente resolución al grupo policial de la UFAM a fin de que por el mismo se proceda a auxiliar en la entrega y devolución acordada". Si bien el juzgado reconoce que contra esa resolución cabe interponer "recurso de reforma", éste no tendrá en ningún caso carácter suspensivo.

A primera hora de la tarde del viernes, De la Osa se presentó en el colegio de la menor acompañada por su hermana, su hermano y su padre y por dos efectivos de la UFAM y se marchó con su hija a casa.

"¡Mi vida, ya te vienes conmigo!"

Estoy que no me lo creo", ha manifestado De la Osa en declaraciones a Público este viernes tras recoger a su hija.

"Ella no sabía nada. Cuando iba a salir del colegio con su prima, le dijeron que se esperara, y ella no sabía porqué", relata la madre. "Cuando me vio por el pasillo nos dimos un tremendo abrazo y nos hemos puesto a llorar las dos. De la Osa relata también el emocionado reencuentro de la niña con su tía, su tío y su abuelo que la acompañaron a recogerla. "Mi vida, ya te vienes conmigo", le dijo.

De la Osa, pletórica, sólo lamenta que haya tardado tanto en recuperar la custodia de su hija. 

"El juzgado nos decía que ya no podían decir más para que se cumpliera la orden de devolución de mi hija. Que ya la Audiencia había dicho que se tenían que anular todas las actuaciones realizadas por el juez de instrucción en junio. Pero a la vista de que no sucedía y tras la denuncia que pusimos hace unos días contra mi expareja, ahora han decidido hacer un auto mucho más claro y asegurando que la Policía aseguraba que se viniera conmigo", afirma De la Osa.

Ahora quedan algunos trámites que realizar, como conseguir el cambio de colegio (cuando la tía paterna de la menor consiguió la custodia sacó a la menor del colegio público en el que estudiaba y la metió en el colegio de monjas al que iba su hija), "que parece que requiere más trámites de los esperados".