Público
Público

Violencia machista Condenado a 20 años de cárcel por matar a su expareja a navajazos

Además de la pena de prisión, la Audiencia Provincial de Huelva ha sentenciado que se le prive de la patria potestad de sus dos hijas menores.

Una mujer ssotiene una pancarta en la que se lee 'No nací mujer para morir por serlo', en la manifestación en Madrid con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. Europa Press / Archivo
Una mujer ssotiene una pancarta en la que se lee 'No nací mujer para morir por serlo', en la manifestación en Madrid con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. Europa Press / Archivo

EFE

La Audiencia Provincial de Huelva ha condenado a 20 años de prisión a L.D.V. por matar a navajazos a su expareja de 24 años, con la que tenía dos hijas de 5 y 3 años, en Lepe en julio de 2018, apenas un mes después de que la amenazara de muerte tras decirle ella que se iría con las niñas.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, se dicta después de que el pasado 28 de septiembre un jurado popular emitiera un veredicto de culpabilidad contra el acusado, que en el juicio reconoció los hechos.

Se le considera autor de un delito de asesinato con la concurrencia de las circunstancias agravantes de parentesco y género y la atenuante de confesión y, además de la pena de prisión, se le priva de la patria potestad de sus dos hijas menores de edad y se le impone una medida de libertad vigilada de 5 años tras el cumplimiento de la pena de cárcel.

Se considera probado que este individuo mantuvo una relación con la víctima durante nueve años fruto de la que nacieron dos niñas y que en junio de 2018 la amenazó de muerte tras comunicarle ella que se marcharía con las niñas.

La mujer denunció esas amenazas y él fue condenado a no acercarse a ella a menos de 200 metros, pese a lo cual siguió manteniendo el contacto con ella.

La mañana del sábado 7 de julio el acusado decidió ir a casa de su expareja y sin que conste que se produjera ninguna discusión, de manera sorpresiva la cogió por detrás y le asestó numerosos navajazos.

En concepto de responsabilidad civil, el condenado deberá indemnizar a sus dos hijas, a los padres de la víctima y a la hermana de esta con 459.000 euros. 

Más noticias de Política y Sociedad