Público
Público

Niñas de Tenerife El polémico historial del padre Báez, el cura que culpó de las muertes de Anna y Olivia a la madre

Baéz ha sido apartado de sus funciones como párroco en Gran Canaria tras atribuir el comportamiento de Tomás Gimeno a lo que él denomina infidelidad de la madre de las niñas, mientras que la Fiscalía ha abierto una investigación.

Imagen de archivo del pasado 22 de mayo de 2021 del sacerdote Fernando Báez en una manifestación
Imagen de archivo del pasado 22 de mayo de 2021 del sacerdote Fernando Báez en una manifestación. EFE

Fernando Báez Santana, más conocido como el padre Báez, generó una gran oleada de polémicas al defender que el asesinato de las pequeñas Anna y Olivia a manos de su padre "infidelidad" de la madre de las niñas. Unas declaraciones por las que ya pesa sobre él una investigación de la Fiscalía y se le ha apartado de sus funciones como párroco

Así, Báez cruzaba una línea roja al decir que la madre "recoge lo que sembró", al considerar que al entablar una nueva relación es tanto como "robar hijos".

Tal y como publicó este domingo en redes sociales, Tomás Gimeno se "quitó de en medio él, para no seguir sufriendo" y a las niñas "para que no sufriesen la pérdida de su padre". 

Sin embargo, no es la primera vez que el clérigo protagoniza salidas de tono. Cuando en 2017 la hija de Lidia Henríquez fue asesinada por su ex pareja en Gran Canaria, el padre Báez también justificó este asesinato machista. Según ha explicado la Cadena SER, el párroco le dijo que el asesino de su hija "se vio tan impotente que no le quedó otra que asesinarla por amor".

Uno de sus episodios más remarcados fue el que se dio el pasado 3 de enero. Báez fue protagonista de críticas por no respetar las medidas sanitarias frente a la covid-19 en una excursión por Roque Bentayga, a una zona de acceso prohibido por el riesgo de desprendimientos.

Además, ha puesto a la Iglesia y la comunidad católica contra las cuerdas en varias ocasiones por su afirmaciones. "La Virgen no se ha aparecido en ningún sitio (…) ¡Es mentira! Ni en Fátima, ni en Lourdes, ni en Carabanchel, ni en ningún lugar del mundo ha ocurrido… ¡Y menos en un pino! La Virgen vivió en Belén, estuvo en Jerusalén… ¡Nada más!", alegaba Báez. 

Otra de sus escenas más conocidas en Gran Canaria fue cuando en 2018 llegó a  cedió la sacristía a un grupo de drag queens antes de la gala de las fiestas de La Breña.

También ha llegado a posicionarse políticamente en varias ocasiones por medio de su programa en Gran Canaria TV mientras hacía excursiones por su tierra.

Una figura polémica desde hace años

Las polémica sobre el padre Báez es cosa de años. Ya era conocido hace 31 años, cuando organizó una caminata al barranco perdido de Guguy con cerca de cuarenta menores que terminó con la muerte de la joven Yazmina Santana Alonso, de tan solo 17 años. Una joven muerta y 35 evacuados, final dramático de una excursión a Güi-güi era el título del diario La Provincia.

Báez estuvo más de 20 horas junto al cadáver de la joven mientras decía a los otros niños que Yasmina estaba durmiendo. Poco después, en una entrevista llegó a admitir que "si esta chica no me avisó de lo que ocurría, el problema no es mío".

La familia de la víctima solicitó que Báez no fuese quien oficiara el funeral, pero no se le hizo caso. También pidió que se abriera una investigación por si existían responsabilidades penales, pero no se produjo.

Más noticias