"No sé si en Madrid te encontrarás a tu ex, lo que sí es seguro que la factura de Ayuso del apartahotel de Sarasola no te la encuentras"

Por

Durante el único debate electoral al que acudió Isabel Díaz Ayuso, la presidenta madrileña se comprometió ante Pablo Iglesias a mostrar la factura de lo que le costó su estancia en las suites de lujo hotel del empresario Kike Sarasola durante la primera ola de la pandemia después de que el candidato de Unidas Podemos le dijera que a él no le paga el famoso empresario "un hotel de lujo". Ayuso contestó muy segura: "Le enseñó la factura cuando quiera". Pero ya saben lo que dice el refrán, eso "del dicho al hecho…". Nuestra compañera Beatriz Asuar Gallego informaba este pasado jueves de que Ayuso se niega a presentar dicha factura.

Así lo contaba nuestra compañera: "Público realizó una petición de información al Portal de Transparencia dirigida a la Consejería de la Presidencia al día siguiente del debate electoral, el 22 de abril. En menos de una semana, el equipo de Ayuso ya ha rechazado dar la factura. "En relación al importe del alojamiento al que se refiere, no supone coste alguno para la Administración Pública. Dicha información forma parte del ámbito privado de Dña. Isabel Díaz Ayuso", contesta en la resolución de respuesta a la petición que está firmada por Miguel Ángel Rodríguez, el jefe de Gabinete de la presidenta".

En su momento la estancia de Ayuso en estas dos suites de lujo fue muy comentada. En cuanto empezó el confinamiento, la presidenta se instaló en los dominios de Sarasola en el hotel Skyline BeMate a cambio de 80 euros al día, cuando el precio real era de 200. En total, 6.000 euros al mes. A la presidenta Sarasola le hizo precio de amigo.

La negativa de Ayuso está siendo muy comentada en las redes sociales, tanto que Sarasola es tendencia en Twitter. Los tuiteros están bastante indignados con la actitud de Ayuso. Si tiene la factura, ¿por qué no la enseña?. Ahí lo dejamos. Vamos con las reacciones de los tuiteros, casi mejor, que todo el mundo habla de ello, hasta el propio Pablo Iglesias.

Más de Tremending