Público
Público

Al Qaeda reivindica el atentado frustrado en un vuelo a EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una rama regional de la red Al Qaeda se adjudicó el lunes la responsabilidad de un atentado fallido el día de Navidad contra un avión de pasajeros con destino a Estados Unidos, y aseguró que fue en venganza por las agresiones de Washington al grupo en Yemen.

En un comunicado publicado en páginas islámicas en Internet, el grupo Al Qaeda en la Península Arábiga dijo que suministró al nigeriano sospechoso un "artefacto técnicamente avanzado", pero que no se detonó por un fallo técnico.

El grupo también instó a dar muerte a los trabajadores de embajadas occidentales en la región como parte de una "guerra total contra los Cruzados".

El presidente estadounidense, Barack Obama, prometió el lunes encontrar a todos los responsables del fallido intento de derribar un avión con unas 300 personas a bordo el día de Navidad y anunció nuevas medidas para redoblar la seguridad.

"No descansaremos hasta que encontremos a todos los involucrados", dijo Obama, quien en su discurso trató de asegurar a los estadounidenses que su Gobierno está haciendo todo lo posible para mejorar la seguridad después del incidente.

Es la primera declaración pública de Obama sobre el incidente del 25 de diciembre, en el que el nigeriano Umar Farouk Abdulmutallab, de 23 años, está acusado de meter explosivos a bordo e intentar hacer estallar un avión de Northwest Airlines mientras se aproximaba a Detroit en un vuelo desde Amsterdam, con casi 300 personas a bordo.

Abdulmutallab dijo a los investigadores estadounidenses que agentes de Al Qaeda en Yemen le entregaron un artefacto explosivo y lo entrenaron sobre cómo detonarlo, dijeron responsables durante el fin de semana.

El Gobierno de Obama admitió el lunes que el incidente del día de Navidad representó un fallo de la seguridad en el transporte aéreo.

"Sí", dijo la secretaria de Seguridad Interior de Estados Unidos, Janet Napolitano, en una entrevista con el programa Today Show de la NBC, cuando le preguntaron si el sistema "falló de forma lamentable".

Abdulmutallab, que viajaba con un visado estadounidense válido pese a estar en una amplia lista estadounidense de posibles amenazas a la seguridad, fue reducido por los pasajeros y la tripulación del vuelo 253 de Northwest Airlines, después de prender fuego a un aparato explosivo atado a su cuerpo.

El hombre fue atendido por quemaduras, y se encuentra en una prisión federal a la espera de juicio.

En Nigeria, la familia de Abdulmutallab dijo que había informado de su desaparición a agencias de seguridad hace unos meses, cuando comenzó a preocuparse por las actividades extremistas del sospechoso.

Obama, que se encuentra de vacaciones en Hawái, está bajo presión de los republicanos, que han sido críticos con su respuesta al intento de atentado y han cuestionado que su Gobierno esté haciendo lo suficiente por contener las amenazas a la seguridad.

La administración de Seguridad de Transporte (TSA por su sigla en inglés) dijo que ha incrementado las supervisiones previas a los vuelos en Estados Unidos y Europa.

La TSA no dio detalles, pero algunos viajeros describieron nuevas restricciones en los vuelos a Estados Unidos, incluyendo más registros antes de los vuelos, prohibición de movimientos en la cabina y de llevar artículos como mantas y almohadas sobre las rodillas durante la hora previa al aterrizaje.