Público
Público

Arenas mantiene en el PP a un alcalde penado por corrupción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Javier Arenas, presidente del PP andaluz, exhibió ayer una vez más una de sus habilidades políticas y en una astuta pirueta, justificó, sin hacerlo expresamente, que siga en el cargo el alcalde de Alhaurín el Grande (Málaga), Juan Martín Serón, condenado a un año de inhabilitación por corrupción, por haber pedido “con insistencia” un soborno de 122.000 euros a un empresario a cambio de una licencia. Serón, que recurrirá su sentencia, ha renunciado a dimitir y el PP ha renunciado, al menos de momento, a echarlo del partido. Arenas, ayer, en una comparecencia pública, evitó condenar a Serón y, en su lugar, propuso un “debate franco y sereno” entre todos los partidos “sobre el alcance de la presunción de inocencia” de los dirigentes políticos que estén imputados o condenados, con el objetivo de utilizar “el mismo rasero para todas las formaciones”, informa Efe.

Menos credibilidad

Preguntado por si esta actitud entraba en colisión con su actitud ante el escándalo de los falsos ERE, un asunto en el que el PP ha liderado las acusaciones contra diferentes cargos de la Junta de Andalucía, Arenas consideró que no. El presidente del PP considera así que no le resta credibilidad a la hora de exigir responsabilidades a los imputados de otras formaciones, no hacerlo con los de la suya, aunque, como en este caso, hayan sido condenados. “Aplican el doble rasero sin escrúpulos. Agreden, zarandean, aniquilan socialmente a los demás. Protegen, miman y dan cobertura a los propios. Así actúa el PP”, escribió en su blog el secretario de comunicación del PSOE, Miguel Ángel Vázquez.

Arenas, que calificó de “alcalde fantástico” a Serón en la campaña de las pasadas municipales, lleva varios meses propugnando la regeneración de la vida política en Andalucía a cuenta del escándalo de los ERE. Ahora, ha optado por defender a su alcalde corrupto.