Público
Público

Los bancos piden menos de lo esperado al BCE, cede el temor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los bancos de la zona euro pidieron menos créditos de lo esperado al Banco Central Europeo el miércoles en una operación clave de financiación, aliviando los temores respecto a cómo van a abordar el pago de casi 500.000 millones de euros en préstamos de emergencia del jueves.

El BCE dijo que 171 bancos solicitaron 131.900 millones de euros (161.400 millones de dólares) a tres meses, por debajo de las expectativas de un sondeo de Reuters que preveía una demanda de 210.000 millones de euros.

El monto es todavía el más alto para operaciones de crédito a tres meses, pero está lejos de los 442.000 millones de euros en préstamos a un año que deben pagar el jueves 1.121 bancos al BCE, cuando vencen los primeros créditos a un año del banco central en su historia.

Pese a un avance inicial por esta noticia, las acciones europeas pasaron a terreno negativo por un débil dato de empleo de Estados Unidos. El euro, en tanto, subía de manera generalizada y los diferenciales de rendimiento para los bonos españoles e italianos retrocedían.

"De todas maneras es una señal positiva para el sistema bancario europeo", dijo el estratega de renta fija de UniCredit Kornelius Purps.

"Esto es, desde mi punto de vista, por qué vemos la reacción en el mercado (...) algunos de los temores están reduciéndose desde el universo de la renta fija", agregó.

Los inversores están mirando de cerca el mercado monetario de la zona euro ante el temor a una repetición de los problemas en el crédito interbancario que profundizaron la crisis financiera del 2008.

También es vital que el mercado funcione bien para generar créditos accesibles para las empresas y los consumidores, necesarios para impulsar el crecimiento económico.

El economista Gilles Moec de Deutsche Bank dijo que se han reducido las preocupaciones sobre la dependencia poco saludable de los fondos del BCE, que se han centrado en los bancos españoles, griegos y portugueses.

"Es definitivamente una buena señal y significa que todavía hay algo de crédito interbancario dentro del mercado monetario europeo y no sólo una relación vertical entre los bancos y el BCE", agregó.

¿ESCASEZ DE LIQUIDEZ?

La toma de crédito representa menos de un tercio de los fondos a 12 meses que el BCE inyectó al sistema en plena crisis financiera, llevando los tipos interbancarias a mínimos históricos.

Los bancos, sin embargo, todavía tendrán la posibilidad de acceder a fondos ilimitados a seis días en otra operación prevista para el jueves.

Participantes del mercado comentaron que los resultados de esta operación serían también fundamentales para evaluar la profundidad del problema de acceso a la financiación bancaria y su probable impacto sobre los tipos de interés.

"Todavía tenemos el (préstamo de) seis días por cubrir, es cerca del total", dijo un operador del mercado de la zona euro, al prever una demanda de unos 180.000 millones de euros.

"En mi opinión, será suficiente sobre-liquidez como para mantener los tipos en torno a los niveles actuales (...) pero veremos mañana (jueves)", comentó.

Los tipos de referencia Euribor han subido a máximos de nueve meses y medio mientras la fecha de pago se acerca, pero siguen por debajo de los tipos del BCE del 1 por ciento.

El analista Christoph Rieger de Commerzbank dijo que, sin incluir los resultados de la operación a seis días, habría una salida neta de fondos de 269.000 millones de euros desde los mercados monetarios de la zona euro el jueves y eso podría elevar los tipos.

"Este es un nivel donde se podría estar desarrollando una presión alcista sobre los tipos a un día", agregó.

Según cálculos basados en datos del BCE, el miércoles había cerca de 327.000 millones de euros en exceso de liquidez en el sistema, lo que sugeriría que los bancos necesitarían sólo 60.000 millones de euros a seis días para mantener sus actuales topes.

El próximo día de ajuste de liquidez será el 30 de septiembre, cuando los bancos tengan que devolver un total de 225.000 millones de euros en fondos a 12, seis y tres meses -incluyendo la operación de hoy- y puedan aprovechar la última operación ilimitada del BCE a tres meses con el fin de alinear sus necesidades de liquidez para el resto del 2010.

Tras la subasta del miércoles, el presidente del BCE, Jean Claude-Trichet, dijo que prevé una transición ordenada en los mercados monetarios.