Público
Público

Banjarmasin, la puerta de Borneo

En la parte indonesia de la isla, Banjarmasin es conocida como la "Venecia de Borneo". Desde aquí es posible internarse en las profundidades de una de las islas más extensas del planeta.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Aunque Banjarmasin se encuentra a más de 20 kilómetros de la costa del mar de Java, hay un ambiente marino en esta ciudad del sur de Borneo. El río Martapura, quebrado en mil canales, confluye aquí con el Barito, llenando el paisaje de agua. Además, en el puerto pueden verse los majestuosos barcos de los bugis, los llamados 'gitanos del mar'.

El agua es una presencia constante en la parte antigua de ciudad, a la que se conoce con el sobrenombre de la Venecia de Borneo. Aquí las casas son palafitos, construidos sobre pilotes, o verdaderas casas flotantes, que suben y bajan con el vaivén de las crecidas del río. Estos canales son la calle por la que se transita y la cloaca en la que se vierten todo tipo de residuos.

A las afueras, antes del amanecer, se organiza el mercado flotante. Las aguas del río Barito se llenan de barcas cargadas hasta los topes con mercancías variadas, sobre todo alimentos frescos, pero también de menaje y enseres, y las transacciones comerciales se desarrollan entre los pasajeros de distintas embarcaciones. Hay grandes barcazas recién llegadas después de un viaje de toda la noche desde algún punto del interior de Borneo, entre las que pululan las piraguas manejadas con mano diestra por mujeres tocadas con anchos sombreros de fibras trenzadas. Ellas compran a las barcazas las mercancías que luego revenderán a lo largo del día por los canales del río Martapura, que todavía son una de las principales vías de tráfico en la parte antigua de Banjarmasin.

Esta venecia ecuatorial es una de las principales puertas de acceso al interior de Borneo, una tierra de ríos poderosos y extensos bosques en la que todavía hay pueblos que viven completamente alejados del mundo exterior.

Borneo es una de las islas más grandes y misteriosas del planeta, con montañas que sobrepasan los 4.000 metros de altura. Los ríos, como el Kapuas y el Mahakan, han sido históricamente las vías de penetración en el interior. Sus selvas espesas -que cada vez lo son menos por la tala indiscriminada de árboles- son, junto a las de Sumatra, el último reducto de los orangutanes. En la oscuridad del bosque florece la rafflesia, la flor más grande del mundo, que puede pesar ocho kilos y medir un metro de diámetro. Los habitantes del interior de Borneo son conocidos como dayaks, aunque también les llaman 'cazadores de cabezas' por una antigua costumbre hoy (prácticamente) abandonada.

A la hora de emprender el camino por esta isla inmensa se abren muchas posibilidades. Una de las opciones desde Banjarmasin es saltar al barco que, dos o tres veces por semana, sale del puerto para recorrer el río Barito y que luego se desvía hasta llegar a Negara.

Ésta es una de las mejores maneras de adentrarse, aunque sea someramente, en el interior de Borneo. Los alrededores de Negara son una zona pantanosa en la que los pastores deben moverse en piragua para pastorear a los búfalos.

No muy lejos de Negara se encuentran las montañas de Kalsel, en las que habitan los dayak bukit en sus pueblos tradicionales. Todavía mantienen la costumbre de vivir en casas comunales, que a diferencia de otras regiones de Borneo no son alargadas, sino cuadradas. Son grandes estructuras construidas alrededor de un patio interior cubierto al que dan las habitaciones y en el que se desarrolla la vida diaria, desde una charla tranquila al caer la tarde a una ardua negociación por el precio de una esposa.


Singapore AirlinesGaruda Indonesia


Grand MentariArum KalimantanSwiss-Belhotel