Público
Público

Bankia prevé un descuento mayor del 50% para poder salir a Bolsa

La CNMV aprueba hoy el folleto de la operación, que concluirá el 15 de julio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Bankia ha decidido tirar para adelante con la salida a Bolsa. Pero tendrá que pagar un precio elevado para conseguirlo. O mejor dicho, los inversores pagarán por sus acciones un precio muy inferior al que la entidad hubiera querido. Para conseguir sus objetivos, y aun así no está claro que los logre, el banco que preside Rodrigo Rato tendrá que asumir un descuentomayor del 50% respecto al valor de sus activos.

La banda de precios que hoy dará por buena la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) oscilará entre el 0,45 y el 0,65 del valor en libros (entre 7.515 y 10.855 millones de euros, una vez completada la ampliación de capital), aunque todavía puede al final fijarse un precio inferior porque todo dependerá de lo que estén dispuestos a pagar los inversores institucionales, que tiran muy a la baja los precios. Habitualmente, los bancos colocadores desaconsejan seguir adelante con un descuento superior al 50%, pero Bankia tiene la ventaja de no tener propietarios, lo que permite rebajar la valoración mucho más. La cuestión es que un precio demasiado bajo castigaría a los gestores porque supondría que se ha malvendido la entidad por el empeño de seguir adelante.

El único límite que se han marcado es no perder la mayoría en el accionariado. Dado que quieren captar un mínimo de 3.600 millones, y teniendo en cuenta que la operación se hará a través de una ampliación de capital, con esta operación venderían en torno al 48% del capital, con lo que no pueden permitirse un descuento muy superior a ese 55% que se han planteado como máximo. La intención de Rato sería no vender con una rebaja mayor, aunque quizá a ese precio no consiga los compradores que necesita. Los expertos auguran que tenga que sobrepasar esa barrera.

De momento, la intención del grupo (que puede echarse atrás hasta 48 horas antes de salir a cotizar si no encuentra demanda suficiente) es estrenarse en el parqué el día 15 de julio. La semana clave será la próxima, que es cuando los inversores institucionales, que deben cubrir al menos el 40% del proceso, dirán si están interesados en comprar o consideran que la coyuntura económica no es la más adecuada. 'Los bancos colocadores aseguran que hay interés pero ningún compromiso', asumen desde el Consejo de Bankia.

En este sentido, el director de Mercados de Capitales de PwC, Vicente García, precisa que aunque hay apetito inversor por España, 'no se compra cualquier cosa porque se está mirando cuál es la mejor inversión'. 'Hay mucho en juego', señaló José Luis Rodríguez Zapatero sobre este proceso. 'Es la entidad más importante', precisó el presidente del Gobierno de las que tienen que salir a los mercados.

De momento, Bankia ya ha retrasado una semana la presentación de su folleto ante la CNMV por el desplome de las bolsas, el castigo de los mercados por los problemas de Grecia, las malas expectativas de la economía europea y la desconfianza hacia el negocio bancario, aseguran fuentes cercanas a la entidad, que añaden que se ha preferido seguir adelante porque los estudios de los expertos anticipan que la situación será aún más difícil en el último trimestre. Eso supone que si Bankia consigue cotizar en julio, sus accionistas no deberían esperar ganancias pronto.