Público
Público

Un cauto México buscará aprovechar la debilidad de Francia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

México no se confía ante la aparente debilidad de la selección francesa pero, tras arruinar el debut de la anfitriona Sudáfrica con un empate 1-1, buscará el jueves hundir al cuadro galo aprovechando el bajo nivel que mostraron en su gris estreno en el Mundial.

La selección mexicana llega a Polokwane sabiendo que Uruguay consiguió los tres puntos el miércoles al ganar 3-0 a Sudáfrica y sin bajas que lamentar pero con una preocupante falta de olfato goleador a pesar de la poderosa delantera que tiene a su disposición el seleccionador Javier Aguirre.

Un problema similar al de su próximo rival, que pese a llegar como vigente subcampeón dio una muy mala imagen en su camino hacia la cita sudafricana que confirmó en el empate 0-0 ante Uruguay en su estreno mundialista.

"Son fuertes tanto en ataque como en defensa. Están en un nivel en el que quizás no estamos acostumbrados a verlos, eso hace más peligroso a Francia", dijo el defensa Rafa Márquez, alertando sobre la calidad del equipo galo.

En su debut en el Mundial, el combinado azteca pudo contener la energía y el entusiasmo que derrocharon los sudafricanos sobre el terreno de juego y en las gradas para remontar un gol gracias a un descuido de la zaga rival, que aprovechó el propio Márquez para firmar el empate.

Pese a que el resultado no fue considerado como malo al debutar frente al anfitrión en el primer partido del Mundial, las dudas que han expresado los aficionados y los expertos hacen referencia a las numerosas ocasiones de gol que México no supo materializar, algo que le puede costar caro frente a los "bleus".

El "Vasco" Aguirre mantendrá el tridente ofensivo que utilizó en el primer partido formado por Carlos Vela, Guille Franco y Giovani Dos Santos, reservando al veterano Cuauhtémoc Blanco, de 37 años, y al prometedor Javier Hernández, de 22, en el banquillo por si falta inspiración de cara a la meta rival.

LEÓN HERIDO

Tampoco los franceses se sienten favoritos ante México, cuya mejor actuación en un Mundial son los cuartos de final en 1986, cuando fueron anfitriones, después de que el conjunto americano superara por 2-1 a Italia en un amistoso de preparación.

"Son un excelente equipo que puede crear dificultades a cualquier conjunto", aseguró el cuestionado técnico francés, Raymond Domenech, sobre México. "Los vi ante Italia y estoy impresionado. Debes asegurarte de que no tengan la posesión del balón o te verás en problemas", agregó.

El campeón del mundo en 1998 muestra también grandes carencias en ataque. Su delantera compuesta por estrellas internacionales como Nicolas Anelka o Thierry Henry, no marca desde noviembre.

Domenech podría volver a su conservador sistema 4-2-3-1, alejándose del más ofensivo 4-3-3 que utilizó durante los partidos de preparación al Mundial, donde su primera misión parece evitar una vergonzosa eliminación en la fase de grupos, como ocurrió en la Eurocopa 2008 y en el Mundial 2002.

La duda estaría por tanto en la punta del ataque, donde tendría que decidir entre la buena temporada realizada por Anelka en el Chelsea o la experiencia de Henry, el máximo goleador de la selección, con 51 goles en 155 partidos.

Desde la concentración mexicana aseguran que han trabajado bien en defensa, uno de sus puntos débiles ante los sudafricanos, como mostró el excelente gol que encajaron en un rápido contraataque.

Las estadísticas están contra de los mexicanos, pues en los seis encuentros anteriores nunca han logrado ganar a los franceses y han recibido 15 goles en contra frente a los cuatro a favor. Pero los números, en una Copa del Mundo, parecen no importar a los mexicanos.

"Al final del día no jugamos contra estrellas, jugamos 11 contra 11", resumió el centrocampista mexicano Gerardo Torrado.

"Tenemos que ser guerreros", concluyó.