Público
Público

Cirugía correctiva del tórax mejora la imagen corporal: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La reparación quirúrgica deuna malformación congénita del tórax, llamada pectus excavatumo hundimiento torácico, mejora significativamente la imagencorporal de un niño y su funcionamiento físico y psicosocial,indicó un estudio publicado en la revista Pediatrics.

"Estos resultados deberían impulsar a los médicos a teneren cuenta los efectos fisiológicos y psicológicos del pectusexcavatum igual que lo harían con el resto de lasmalformaciones físicas que tienen esas mismas consecuencias",concluyó el equipo del doctor Robert E. Kelly, de la Escuela deMedicina de Eastern Virginia, en Norfolk.

El pectus excavatum es la formación anormal de la cajatorácica que le da al tórax esa apariencia de hundimientocentral.

Se produce por un crecimiento excesivo del tejido conectivoque une las costillas con el esternón, que se hunde. Estoproduce una depresión en el medio del tórax bastante profunda.

Mediante el Cuestionario de Evaluación del PectusExcavatum, el equipo evaluó la autoimagen corporal y elfuncionamiento de 264 pacientes, de entre 8 y 21 años, a losque se les había hecho una reparación quirúrgica.

Sus padres también participaron: 247 pacientes y 274 padresrespondieron una encuesta de seguimiento un año después de lacirugía.

Las respuestas recibieron una calificación según una escalade 1 a 4; a mayor calificación, peor experiencia.

El 97 por ciento de los pacientes pensaba que la cirugía lehabía mejorado la apariencia del tórax. La cirugía estuvoasociada también con una reducción de los sentimientos dedificultad social y una mejor imagen corporal.

La calificación promedio de la imagen corporal que teníande sí mismos los pacientes mejoró, al bajar de 2,30 a 1,40, yla de dificultad física pasó de 2,11 a 1,37 puntos.

Los resultados de la encuesta a los padres revelarontambién una reducción de las dificultades emocionales de sushijos (calificaciones de 1,81 a 1,24), de las dificultadessociales (2,86 a 1,33) y de problemas físicos (2,14 a 1,32).

El equipo señaló que el pectus excavatum suele subestimarsecomo un problema "cosmético únicamente", pero sugiere que eltrastorno "no es trivial en cuanto a sus efectos sobre la vidadel niño".

FUENTE: Pediatrics, diciembre del 2008