Público
Público

El crecimiento del PIB alemán se enfría a un mínimo de tres años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Paul Carrel

El crecimiento económico de Alemania se moderó al menor ritmo en tres años en 2008, arrastrado por una marcada desaceleración de las exportaciones que según los analistas continuará este año y producirá la peor recesión desde la posguerra.

Los datos preliminares de la Oficina Federal de Estadística mostraron que el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de Alemania se desaceleró al 1,3 por ciento el año pasado, el resultado más débil desde 2005.

En 2007, Alemania, la mayor economía europea, creció el 2,5 por ciento. La proyección del rango medio de un sondeo de Reuters entre 28 economistas apuntaba a una expansión real anual de 1,4 por ciento en 2008.

El declive mundial ha golpeado al sector manufacturero de Alemania, provocando una caída récord de las exportaciones en noviembre y generando temores de que la economía pueda hundirse en una recesión profunda.

Desde la Segunda Guerra Mundial, la economía alemana nunca se ha contraído más de uno por ciento, pero algunos analistas piensan que existe el riesgo de que pueda contraerse incluso el tres por ciento o más este año.

"No hay esperanzas de (un crecimiento del PIB) positivo en 2009. Probablemente sea aún peor. Estamos previendo una contracción de 2,5 por ciento", dijo Alexander Koch de Unicredit.

Para contrarrestar ese peligro, el Gobierno de la canciller Angela Merkel ha sacado dos paquetes de estímulo económico valorados en unos 81.000 millones de euros para un plazo de dos años.

La Oficina de Estadística estimó que la economía se contrajo entre el 1,5 por ciento y el 2,0 por ciento trimestral en los tres últimos meses de 2008, lo que sería la mayor contracción trimestral desde la reunificación alemana de 1990. Además agregó que habrá un efecto de arrastre estadístico este año, de alrededor del 1,5 por ciento.

Esto implica que incluso si el crecimiento fuera plano durante todos los trimestres de 2009, la economía igualmente se contraería en esa magnitud en la medición para todo el año.

"Esta es una posición inicial muy, muy mala para este año", dijo Holger Schmieding, un analista de Bank of America que estimó una contracción económica de 2,5 por ciento en 2009.

"Ahora eso es un rango optimista", señaló. "Ahora también es realista un menos tres por ciento, a pesar del nuevo programa de estímulo".

En los datos de 2008, las exportaciones crecieron un 3,9 por ciento y las importaciones se elevaron un 5,2 por ciento. Esto implicó que el comercio neto restó un 0,3 por ciento del PIB.