Público
Público

Electrodomésticos, artículos de puericultura y juguetes copan las alertas sobre seguridad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Dirección General de Consumo de la Comunidad de Madrid alertó en los diez primeros meses de este año sobre 152 productos que incumplían la normativa sobre seguridad, en su mayoría pequeños electrodomésticos, artículos de puericultura y juguetes.

Según la Consejería de Economía y Hacienda, la Comunidad de Madrid es la región española más activa a la hora de detectar productos inseguros y prueba de ello es que notifica una de cada cinco alertas que se emiten en España.

Entre las alertas emitidas por la Dirección General de Consumo, el 28,5 por ciento provienen de electrodomésticos y material eléctrico, y el 20 por ciento de artículos de puericultura y juguetes.

También destacan las lámparas y otros artículos de iluminación (16,1 por ciento), vehículos y accesorios (10,5%), vestimenta de adultos (9,3%), y bicicletas y accesorios (3,1%).

El resto de las notificaciones se refieren a diversos productos, como encendedores, herramientas, productos químicos, material escolar y artículos decorativos.

En cuanto a las alertas, destacan las referidas al etiquetado siendo las más frecuentes la inexistencia de información en español, la falta de datos que identifiquen al responsable del producto en la Unión Europea, la falta del marcado CE (indica la conformidad del producto con las normas de seguridad europeas) y la ausencia de las leyendas que advierten de los riesgos de un uso inadecuado de cada artículo.

Desde la Comunidad de Madrid se recuerda que cuando se trata de problemas subsanables de etiquetado, el producto no entra en red de alerta.

Sí lo hace, sin embargo, cuando existen problemas de seguridad que pueden conllevar riesgos graves para la salud de los consumidores, como asfixia, atrapamiento de dedos, intoxicación y lesiones diversas.

Así, en pequeños electrodomésticos y luminarias se han detectado riesgos de choque eléctrico, quemaduras, descargas eléctricas, incendios, sobrecalentamiento y lesiones diversas, mientras que otros artículos han sido retirados del mercado por contener dimetilfumarato, una sustancia nociva e irritante en contacto con la piel que puede producir lesiones cutáneas.

La directora general de Consumo de la Comunidad de Madrid, Carmen Martínez de Sola, ha informado de que en este año se han emitido más alertas que en todo 2008, lo que ha justificado en una mayor conciencia de los ciudadanos en cuanto a formular denuncias y en el control de mercado y de retirada de productos que se realiza desde la Consejería.

Martínez de Sola ha recordado que el Portal del Consumidor de la Comunidad de Madrid, disponible en www.madrid.org, permite a cualquier ciudadano o empresa comunicar a la Administración la existencia de un producto inseguro para que se tomen las medidas necesarias.