Público
Público

Una escultura recupera, tras años de polémica, el entorno que quiso Chillida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La escultura "Lugar de encuentro V", de Eduardo Chillida, ha recuperado oficialmente hoy no sólo su aspecto original, sino también el entorno que eligió el escultor vasco, tras décadas de polémica entre el Ayuntamiento de la ciudad y su familia, que amenazó incluso con llevársela a Guipúzcoa.

El alcalde toledano, Emiliano García-Page, ha inaugurado hoy la renovada plaza de Alfonso VI, situada junto a la Puerta de igual nombre, llamada también Puerta Antigua de Bisagra, por donde, según la tradición, entró el rey Alfonso VI en 1085 para reconquistar Toledo.

El propio Ayuntamiento, en una nota de prensa, dice que con este acto se "cierra una herida" con la recuperación de un espacio que se encontraba muy degradado y con la puesta en valor de la escultura de Chillida, que donó a la ciudad en 1982.

Tras el descubrimiento de una placa conmemorativa, García-Page ha afirmado que la recuperación de la pequeña plaza de Alfonso VI permite que Toledo "se reconcilie con su forma de ser" y acabe con décadas de abandono de un espacio de singular interés dentro del Casco Histórico, junto a las murallas de la Ciudad Imperial.

El socialista García-Page ha recordado que el Ayuntamiento cumple así con el compromiso adquirido con el propio escultor vasco y también con las generaciones futuras al ser Toledo una ciudad que ha asumido e incorporado a su patrimonio las huellas arquitectónicas y culturales de cada época histórica.

El alcalde ha agradecido su labor a todas las entidades y personas que han hecho posible la recuperación de este espacio y también a los vecinos del entorno que, tras años de desacuerdo, se han comprometido con la puesta en valor de la plaza rehabilitando también las fachadas de sus casas.

También ha recordado que la escultura "Lugar de encuentros V" era el origen de un Museo de Escultura al Aire Libre que no se desarrolló, y ha anunciado que recuperará ese proyecto contando con sus promotores, el Grupo Tolmo.

A la inauguración también han acudido el vicealcalde y concejal de Cultura, Ángel Felpeto; Ignacio Chillida, hijo del escultor; Joaquín Montero, responsable de proyecto, y Paco Rojas, en representación del Grupo Tolmo.

El acto se ha cerrado con un concierto de la recién creada Banda Sinfónica de Toledo.