Público
Público

España logra su primer oro en un día histórico para la natación sincronizada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España logró hoy su primer oro en el Mundial de Natación de Roma 2009 en un día que pasará ya a la historia por ser la primera vez que una representación española se proclama campeona del mundo en natación sincronizada.

Este logro llega después del malestar mostrado en reiteradas ocasiones por parte de la delegación española hacia el jurado del Mundial de Roma, que, a su juicio, les había valorado, hasta el momento, por debajo de lo que merecían.

En esta ocasión, y ante la ausencia de las rusas, quienes hasta ahora siempre se habían impuesto a las españolas, el oro llegó finalmente para el combinado de España, gracias a una ejecución a ritmo del "Stairway to Heaven" del grupo británico Led Zeppelin que les valió una puntuación de 98.333.

Este resultado es fruto de una valoración con la que los jueces del Mundial de Roma se mostraron bastante más generosos para con España, pues entre las puntuaciones se incluyen cuatro 9.9: tres en la impresión artística y uno en el mérito técnico.

"Realmente estos tres 9.9 en la impresión artística y una media de 9.8 en la técnica, creo que es puntuación de medalla", explicaba la seleccionadora nacional, Anna Tarrés, al término del ejercicio, cuando el oro ya se presentía, pero aún no se tenía con certeza.

"Creo que en esta competición el público ha sido fundamental. Creo que hemos hecho una rutina que ha entrado. Estoy contenta de ver cómo el público estaba nadando Led Zeppelin con las chicas. El jurado también lo ha percibido de esta manera", agregó.

España, gracias a esos 9.8, 9.9, 9.7, 9.8 y 9.8 en el mérito técnico, y esos 9.9, 9.9, 9.9, 9.7 y 9.8 en la impresión artística, acumula ya cuatro metales en la natación sincronizada en Roma: tres de plata (grupos, individual y parejas en rutina técnica) y el oro de este miércoles por grupos en estilo libre.

Un oro que llega en un día histórico. Así lo definió la campeona española Gemma Mengual, quien quiso hoy participar en la piscina del éxito de España, después de haberse ausentado ayer en la clasificación para la final debido a las competiciones que aún le quedan por delante.

"Contentas, claro. Faltaba Rusia, pero bueno, contentas porque además este combo lo hemos montado muy a último momento", comentó Mengual en declaraciones a Efe poco después de terminar su ejercicio.

"Hemos estado bastante estresadas al final para acabarlo. Y ahora la medalla recompensa ese esfuerzo que se ha visto, ese sobre-esfuerzo, porque yo creo que Rusia no lo ha presentado porque no ha llegado y nosotras hemos llegado", añadió la española, en referencia al equipo que hasta el momento se había llevado todos los oros.

La nadadora, reciente subcampeona del mundo en rutina técnica individual, explicó que ha querido participar del ejercicio de hoy porque la música fue en parte elección suya y porque éste ha sido un logro fraguado entre todas. Un esfuerzo que, según las españolas, no había quedado recompensado hasta ahora en Roma.

"Hemos hecho una actuación estelar. Salir como primeras de grupo eso no siempre ayuda", comentó Tarrés, quien aplaudió desde la tribuna a sus chicas en el momento en el que recibieron la medalla de oro en el Foro Itálico de Roma, donde hoy se pudo escuchar el himno español por primera vez.

El combinado español de natación sincronizada, que este martes se había clasificado como primero para la final de hoy, estuvo este miércoles compuesto por Alba Cabello, Ona Carbonell, Raquel Corral, Margalida Crespi, Andrea Fuentes, Thais Heriquez, Paula Klamburg, Gemma Mengual, Gisela Morón e Irina Rodríguez.

Por detrás de las españolas quedaron las chinas, quienes obtuvieron una puntuación de 97.667 y ejecutaron un ejercicio basado en ritmos líricos que les valió la plata.

Mucho más movida fue la propuesta de las canadienses, que quedaron terceras, medalla de bronce, y obtuvieron una puntuación de 96.167

Brasil y México, los dos únicos participantes latinoamericanos en la final de estilo libre por equipos obtuvieron una puntuación de 88.667 y 86.833, que les valió el octavo y el décimo puesto, respectivamente.