Público
Público

La Eurocámara bloquea el pacto de cesión de datos bancarios de la UE a EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Parlamento Europeo (PE) bloqueó hoy el acuerdo de transferencia de datos bancarios alcanzado por los gobiernos de los países de la UE con Estados Unidos y forzó a los Veintisiete a renegociar el polémico sistema garantizando una mayor privacidad y protección de la información.

Los eurodiputados desafían con su "no" a los Estados miembros y a Washington, que presionaban para permitir la entrada en vigor de este mecanismo, que se enmarca dentro de la cooperación transatlántica en la lucha antiterrorista.

El acuerdo habría permitido a las autoridades estadounidenses seguir accediendo a la información financiera de los ciudadanos europeos en el marco de la lucha antiterrorista a través de los servidores del consorcio bancario Swift, tal y como venían haciendo desde los ataques del 11-S.

Finalmente y tras semanas de intenso debate el hemiciclo vetó el documento con una mayoría clara de 378 votos frente a 196 y 31 abstenciones.

Una coalición de socialistas, liberales, ecologistas y diputados de izquierda a la que se sumaron democristianos alemanes y austríacos derrotó a los conservadores, que defendían el acuerdo para garantizar la seguridad.

"El Consejo no ha sido lo suficientemente exigente en lo que a la protección de datos se refiere", dijo la principal responsable del dossier en la Eurocámara, la holandesa Jeanine Hennis-Plasschaert.

Los eurodiputados reclaman ahora la negociación inmediata de un acuerdo con más garantías y en el que se tengan en cuanta todas sus exigencias.

El "no" del Parlamento responde tanto a un asunto de fondo como de forma, por la manera en la que los gobiernos tramitaron el convenio esquivando a los eurodiputados y aprobándolo sólo un día antes de que éstos recibiesen los nuevos poderes que les confiere el Tratado de Lisboa.

Por ello, el rechazo de hoy supone también una demostración de fuerza de la cámara, muy dolida por la actitud de los Estados miembros, que sólo trataron de conciliar posturas en los últimos días ante la amenaza de veto de los parlamentarios.

El texto bloqueado tenía sólo validez para los próximos nueve meses, un periodo durante el que la UE quería negociar un convenio definitivo con mayores garantías.

A partir de ahora, la Presidencia de turno española se encargará de iniciar inmediatamente esas negociaciones teniendo en cuenta las exigencias de la Eurocámara, según explicó el secretario de Estado español para Asuntos Europeos, Diego López Garrido.

El gobierno español, al igual que EEUU, considera que sin este mecanismo de transferencia de datos los ciudadanos están "un poco menos seguros".

La Comisión Europea, por su parte, lamentó hoy que la "información altamente valiosa que habría ofrecido este instrumento en la lucha contra el terrorismo no vaya a estar disponible".

Sin embargo, los parlamentarios que lo rechazaron insisten en que la seguridad de los europeos "no se está comprometiendo" pues el intercambio de información sigue siendo posible a través de otros instrumentos legales.

El caso Swift ha sido un punto de enfrentamiento entre eurodiputados y gobiernos desde que en 2006 se descubrió que Washington accedía en secreto a las transacciones de los europeos en el marco de la política antiterrorista tras los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Con el acuerdo frenado hoy, los gobiernos buscaban resolver el vacío legal creado con la decisión de la compañía Swift de trasladar sus servidores a suelo europeo.

Sin convenio europeo, EEUU puede tratar de seguir accediendo a esa información a través de acuerdos bilaterales, principalmente con Holanda -donde se almacenan los datos- y con Bélgica -donde Swift tiene su sede-, según fuentes parlamentarias.

Sin embargo, Washington ha demostrado un gran interés en salvar el pacto, con contactos directos entre la secretaria de Estado, Hillary Clinton, y el presidente de la Eurocámara, Jerzy Buzek.