Público
Público

Fernández de la Vega dice que el Gobierno "escucha" y hablará con UGT y CCOO

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, afirmó hoy que el Gobierno "escucha" y que con los sindicatos de lo que hay que hablar ahora es de los servicios públicos de empleo, de las pensiones y del cambio de modelo productivo.

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Fernández de la Vega dijo que ése es el "marco adecuado de diálogo" y lo que se debe trasladar a los ciudadanos para que sepan que el Gobierno está actuando con las medidas necesarias sobre los problemas que preocupan.

Añadió que "habrá que esperar" a que los sindicatos también tengan alguna iniciativa porque consideró que el diálogo consiste en que ambas partes hagan propuestas y aseguró que el Gobierno les escuchará "con la máxima atención".

Aunque reconoció las discrepancias, afirmó que "es mucho lo que nos une" en cuanto a trabajar para la recuperación, para mejorar el estado de bienestar y para que haya más cohesión social.

La vicepresidenta no quiso pronunciarse sobre el resultado de la huelga general porque consideró que lo importante de la jornada de paro es que se hizo de forma "democrática" y se garantizó el ejercicio del derecho de quienes quisieron secundarlo y de los que quisieron trabajar.

Subrayó que ahora, "más que hacer valoraciones", hay que pensar en el futuro y encontrar vías para recuperar el diálogo con los sindicatos porque hay en marcha reformas para mejorar las condiciones del país y de los trabajadores.

Indicó que el Gobierno "es un gobierno que escucha" y recordó que la reforma laboral se trató mucho tiempo con los agentes sociales, pero que el Ejecutivo tuvo que tomar una decisión ante la falta de acuerdo.

Insistió en que la reforma se ha hecho para crear "mejor" empleo, para que los jóvenes puedan acceder a puestos acordes con su formación, con contratos indefinidos, y para que las empresas tengan más flexibilidad y estabilidad a fin de que en tiempos de crisis el despido sea la "última opción".

Dijo que los presupuestos para 2011 son los más "decisivos" para el futuro de la economía "que se hayan presentado nunca" y que contribuirán a reducir el déficit y los intereses de la deuda y, por tanto, ayudarán al crecimiento.

En cuanto a la próxima reforma de las pensiones insistió en que "hay margen para dialogar" con los interlocutores sociales y "muchas vías" para llegar al objetivo de que dentro de diez o quince años el sistema de pensiones siga como hasta ahora o mejore.