Público
Público

Fillon pone tres condiciones para el envío de más tropas francesas a Afganistán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro francés, François Fillon, precisó hoy las tres "condiciones" fijadas por el presidente, Nicolas Sarkozy, a sus aliados de la OTAN para el polémico envío de soldados adicionales galos a Afganistán.

Se trata del compromiso "simultáneo" de otros países aliados a aumentar sus fuerzas en Afganistán, del establecimiento de un calendario para que el ejército afgano se haga cargo progresivamente del control del país -el llamado proceso de "afganización"-, y del incremento de la ayuda internacional al desarrollo, indicó Fillon en la emisora "France Inter".

El jefe del Gobierno conservador francés abogó en particular porque el ejército afgano se haga cargo a partir del verano de 2009 de la zona de Kabul, donde está desplegada la mayor parte de los 1.600 soldados galos encuadrados en la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF).

El primer ministro defenderá hoy ante el Parlamento francés, en una sesión sin voto, el plan de refuerzo de la presencia militar gala en Afganistán al que se opone la oposición de izquierdas, que ha expresado el temor a "un nuevo Vietnam".

Los sondeos muestran que dos tercios de los franceses se oponen igualmente al plan.

Preguntado sobre las filtraciones en la prensa británica de que Francia va a enviar mil soldados más a Afganistán, Fillon dijo que las autoridades galas "nunca" han comunicado esta cifra.

El presidente Sarkozy, que anunció su intención de reforzar al contingente francés en un discurso ante el Parlamento británico durante su visita al Reino Unido la semana pasada, debería precisar la cifra en la cumbre de la OTAN que se abre mañana en Bucarest.

Según la prensa, los militares galos privilegian el envío de los refuerzos al este, donde se centra la operación antiterrorista estadounidense "Libertad Duradera", y no al sur, donde tienen lugar los combates más intensos contra los insurgentes talibanes.

El ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, dijo, por su parte, que el envío de tropas adicionales responde a "una demanda precisa" de los aliados, y en particular los que están en "regiones amenazadas y necesitan un esfuerzo suplementario".

"Esos países nos piden hacer un esfuerzo suplementario. Algunos de nuestros aliados están en regiones amenazadas y necesitan un esfuerzo suplementario", explicó Kouchner en la emisora "RTL".

El ministro recordó que Sarkozy ha escrito a sus homólogos para decirles que "las cosas no pueden continuar así" y que hay que fijar "perspectivas estratégicas, políticas".

"Se trata de pasar la responsabilidad a los afganos y es lo que vamos a hacer", de forma que no haya "ningún proyecto, sea civil o militar, que no sea asumido por ellos. Es la única forma de irnos lo más rápidamente posible de esa guerra", argumentó Kouchner.