Público
Público

Los fumadores de marihuana se arriesgan más en las rutas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los hombres jóvenes quedisfrutan de la adrenalina tienden a admitir que conducen unvehículo bajo los efectos de la marihuana, reveló un equipo deinvestigadores en Canadá.

Los hombres que manejan bajo los efectos del cannabis sontambién más propensos a mencionar ciertas conductas riesgosasal volante y a estar involucrados en más accidentes, señalaronlos doctores Isabelle Richer y Jacques Bergeron, de Universityof Montreal.

Según los resultados obtenidos por Richer y Bergeron, todomensaje de salud pública orientado a desalentar a la poblacióna manejar drogados "debería tener un formato no convencional"para evitar ser "redundante y aburrido".

Después del alcohol, el cannabis es la sustancia conefectos sobre el cerebro más detectada en muestras de orina yde sangre de conductores después de un accidente, escribieronlos autores en Accident Analysis and Prevention.

Estudios previos habían demostrado que las habilidades paraconducir un vehículo se alteran durante la primera hora despuésde fumar marihuana.

Y es posible también, según Richer y Bergeron, que laspersonas que salen a conducir después de fumar marihuana sonmás propensos por naturaleza a ser conductores peligrosos.

Para investigarlo, Richer y Bergeron estudiaron a 83hombres de entre 17 y 49 años, de los cuales 30 admitieronfumar marihuana. El 80 por ciento dijo que había conducido unvehículo bajo efectos de la marihuana en los últimos 12 meses.El 35 por ciento confesó haber participado en por lo menos unaccidente automovilístico en los últimos tres años.

El equipo le hizo a los participantes tests de personalidady luego estudió su conducta al volante en un simulador.

Durante la prueba de manejo, colocaron un vehículo delantedel conductor que disminuiría la velocidad de marcha cada vezque un participante se le colocara detrás, pero aceleraríacuando lo tratara de pasar. La prueba se realizó por tiempopara aumentar la presión sobre los participantes.

Aquellos participantes con los resultados más altos en lostests de personalidad, que midieron la búsqueda de sensacionese impulsividad, eran más propensos a decir que en el último añohabían conducido bajo los efectos del cannabis.

Los fumadores de marihuana eran también más propensos ahaber conducido de manera peligrosa, lo que significa conducirsin cuidado como para lesionar a terceros, pero sin intenciónde hacerlo, y a conducir con negatividad emocional, es decir,enojarse con otros conductores.

Esos hombres eran también más propensos a exhibir esasconductas en el simulador.

El equipo observó un leve aumento de la probabilidad de quelos fumadores causaran accidentes y una mayor tendencia aadmitir que conducen después de beber alcohol.

"Las campañas mediáticas sobre seguridad vial tienden ahacer hincapié en los enfoques de toma de decisión racional alconducir", destacaron los autores.

Pero esas estrategias no funcionarían con los hombresjóvenes que conducen después de fumar marihuana. Por lo tanto,"es importante lograr un equilibrio entre los mensajes deprovocación y educación", agregaron.

Y concluyeron: "Las conductas viales peligrosas tienden aestar intercorrelacionadas, de modo que las intervencionesdeberían estar orientadas a evitar una amplia variedad deconductas peligrosas".

FUENTE: Accident Analysis and Prevention, marzo del 2009.