Público
Público

El G-20 tomará "todas las medidas necesarias" para acabar con la crisis económica

Los ministros de Economía y Finanzas del G-20, reunidos en el sur de Inglaterra, afirman que lucharán contra la recesión "el tiempo que sea necesario".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0


Los ministros de Economía y Finanzas del G20 y los gobernadores de los bancos centrales, posan para una foto de familia. EFE

Los ministros de Economía y Finanzas del G-20, reunidos en el sur de Inglaterra, se han mostrado dispuestos a 'tomar todas las medidas que sean necesarias para restablecer el crecimiento' de la economía internacional y hacerlo 'durante el tiempo que sea necesario para conseguirlo'.

Así lo manifestó el ministro británico de Economía, Alistair Darling, al término del encuentro celebrado en un hotel a 70 kilómetros al sur de Londres, preparatorio de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno que el G-20 celebrará en Londres el 2 de abril.

Darling subrayó que se compartió 'la sensación de urgencia' que hay para adoptar medidas que reviertan la recesión, en el contexto de 'reparar y garantizar la recuperación', y explicó que esas medidas serán una combinación de políticas económicas y monetarias.

Según explicó el anfitrión de la reunión, hubo un acuerdo sobre la necesidad de 'adoptar medidas decisivas y exhaustivas para impulsar la demanda y el empleo' y para enviar el mensaje de que no se cierran las puertas a ninguna posible solución a la crisis.

'Nos hemos comprometido a poner en marcha un esfuerzo continuado', agregó Darling en conferencia de prensa explicando el contenido de la declaración conjunta que firmaron los ministros.

En el texto, se destaca que el objetivo principal es 'restablecer el crecimiento global, apoyar el restablecimiento del crédito y reformar y fortalecer el sistema financiero global'.

Los ministros se comprometieron también a luchar contra cualquier tipo de proteccionismo y mantener un sistema comercial y un sistema de inversiones abierto, pero con una mayor supervisión.

En el encuentro se reconoció que muchos países han tomado ya medidas sustanciales, pero se dejó claro, dijo Darling, que 'estamos preparados a hacer más si es eso lo que hace falta'.

'Nuestra prioridad ahora -continuó el canciller del Exchequer- es restaurar el crédito por parte de los bancos y otras instituciones financieras y establecer las acciones necesarias que nos permitan recuperar el sistema financiero'.

Sobre los paquetes de estímulo fiscal, sobre cuya cantidad y oportunidad tienen diferentes opiniones EEUU y países europeos como Francia y Alemania, los ministros reconocieron que 'la expansión fiscal está dando un apoyo vital al crecimiento y el empleo'. Al mismo tiempo, se señaló la importancia de mantener 'la sostenibilidad fiscal' para no hipotecar el futuro.

El G-20 instó al Fondo Monetario Internacional (FMI) a evaluar el impacto de las medidas que se han adoptado hasta el momento y a contribuir en la propuesta de nuevas acciones para el futuro, y respaldó incrementar los recursos para este organismo multilateral.

Por último, Darling subrayó 'el compromiso con las economías emergentes, que tienen que hacer frente a una reversión de los flujos de capital internacional, algo que les preocupa a ellos de manera especial, pero también a nosotros'.