Público
Público

El Gobierno, eufórico ante la bajada de la prima: "Es espectacular"

España vive un buen día en los mercados: coloca 6.000 millones de euros a un interés asumible, mientras la prima cierra en 334 puntos básicos y el bono a diez años baja del 5% por primera vez en diez meses.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Después de mucho tiempo, España tuvo un buen día en los mercados financieros internacionales. El Tesoro español colocó casi 6.000 millones de euros a un interés sensiblemente menor en la primera subasta de deuda del año. Pero Eso no fue todo: la prima de riesgo pegó un bajón de 32 puntos, hasta cerrar en 334 puntos básicos, algo que no ocurría desde mazro de 2012.  De hecho, el bono español a diez años, el de referencia para los inversores, también baja del 5% por primera en los últimos diez meses. 

La buena marcha de la subasta de deuda, junto al optimismo desplegado por Mario Draghi, presidente del BCE, quien este jueves afirmó que hay 'una mejora de las condiciones de los mercados y una estabilización de los indicadores económicos' repercutieron para bien en la prima de riesgo. 

En esta línea, la rentabilidad del bono español ha llegado a situarse en el 4,9%, su nivel más bajo desde el 2 de marzo de 2012, alejándose así de la barrera del 5% en la que comenzó el jueves.

La noticia fue acogida con algarabía por el Gobierno del PP: fuentes de la delegación española que participaron en la Reunión de Alto Nivel hispano-argelina que se celebró este jueves en Argel calificaron de 'espectacular' la bajada de la prima de riesgo española, aunque apelaron a la prudencia a la espera de la evolución de los acontecimientos y subraya que 'no hay que bajar la guardia ni un segundo'.

El Gobierno aprovechó la situación para arrimar el agua a su molino: recordó que desde hace meses venía diciendo que ese dato no se correspondía con la situación económica de España y que debía ser mucho menor. La situación actual. considera el Ejecutivo, que estaba provocada por las dudas existentes en torno al futuro del euro, y cuando ha habido mensajes en los que se ha apostado por la irreversibilidad de la moneda única, el contexto ha cambiado. 

De forma especial, el Gobierno entiende que ha ayudado de forma decisiva a la nueva situación el Consejo Europeo del pasado mes de junio, en el que se sentaron las bases de la unión bancaria y financiera, el mensaje lanzado por el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, y el respaldo dado a Grecia.

El Gobierno recuerda que desde hace meses venía diciendo que la prima de riesgo debía ser mucho menor

Pero el Ejecutivo de Mariano Rajoy insiste en que no se puede dar por totalmente superada la situación y apuesta por seguir trabajando en la misma dirección. La mejora de los mercados —está por ver si se prolonga en el tiempo— le sirve como coartada para mantener lo que él llama 'reformas', dar la batalla al déficit y continuar trabajando en Europa.

Para el Gobierno, que recalca que el gran problema de España sigue siendo su deuda, es también muy significativa la acogida que ha tenido la primera emisión de deuda del año y que considera que es una demostración de confianza en la evolución de la economía española.

Pese a la mejora de la situación, las fuentes del Gobierno se remiten a las palabras que viene reiterando su presidente, Mariano Rajoy, de que no renuncia a la posibilidad de pedir un rescate a la UE si realmente lo considera necesario para los intereses españoles. Algo que hoy por hoy, y máxime con datos como la bajada de la prima de riesgo, no cree necesario.

El Gobierno no hace conjeturas sobre la cifra total de déficit de las administraciones en el año 2012, remite a conocer el dato exacto y subraya que todo el mundo ha podido percibir la lucha contra el déficit del Gobierno español y su apuesta por seguir trabajando en la misma dirección.

El éxito de la emisión del Tesoro italiana también provocó importantes descensos en la prima de riesgo de Italia, que descendía desde los 280,3 puntos básicos de la apertura hasta los 256,8 enteros, con una rentabilidad del 4,148%.

En esta línea, el Tesoro italiano ha logrado colocar este jueves 8.500 millones de euros, el máximo previsto, en letras con vencimiento a doce meses por las que ha ofrecido una rentabilidad media del 0,864%, la más baja en tres años.