Público
Público

González-Sinde defiende unos presupuestos que son "coherentes"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, ha defendido que los presupuestos de su departamento para 2010 son "coherentes" y permiten "trabajar", mientras la oposición, que ha presentado más de 500 enmiendas, reclama más fondos y otra distribución, y los califica de "malos de solemnidad".

En su intervención ante el pleno del Congreso, que hoy debate las enmiendas parciales a los Presupuestos Generales del Estado para 2010, la ministra ha explicado los "cuatro pilares" en los que se ha basado para distribuir los 867,2 millones que podrán gastar el año que viene (un 11,1% menos que el pasado):

Que garantizan el derecho de toda la ciudadanía a la Cultura; fortalecen las industrias culturales; apuestan por la colaboración institucional y la cooperación internacional -para "sacar el máximo rendimiento con vistas a la próxima presidencia española de la UE"-, ha dicho, y que optimizan los recursos mediante "la flexibilización y la automatización de la gestión interna".

"Para asumir esta responsabilidad -ha indicado González-Sinde- se han repasado las partidas una a una" porque "no tenemos un sólo euro que desperdiciar".

En ese sentido, ha señalado que se ha recortado un 40% la partida destinada a la publicidad y "la mitad de todo el ajuste (50 de los 107 millones que se ha reducido) ha sido en subvenciones nominativas".

"Estos presupuestos son coherentes para nuestra meta de situar a la Cultura en el rango de política de Estado, y coherentes con nuestros objetivos, con la prioridad nacional de reorientar nuestro modelo productivo y con la situación actual que demanda rigor y apuesta por las políticas sociales", ha afirmado la ministra.

Por su parte, los grupos de la oposición han reclamado a González-Sinde que "corrija el drástico recorte cuantitativo" de unos presupuestos "malos de solemnidad", al entender del portavoz popular José María Lasalle, quien también la acusa de "proteger" al sector del que proviene: el cine.

En ese sentido, Lasalle recuerda que sus enmiendas "han sobrepujado el presupuesto del año pasado y del anterior" e insiste en que el PP quiere un Ministerio de Cultura "con unas competencias y un diseño propio, capaz de estar a la altura de una cultura que existe (...) y que tiene detrás el impulso y la energía de una comunidad de 450 millones de hispanohablantes".

El diputado del BNGa Francisco Jorquera opina, en cambio, que se apoya poco a la cinematografía en gallego, euskera y catalán y encuentra la partida correspondiente "enormemente lesiva para las pequeñas productoras".

Por el Grupo Mixto, Usue Barcos (NaBai) se ha quejado del "poco fuste" con el que se apoya el multilingüismo español ya que, ha dicho, "en un estado de las autonomías, la riqueza lingüística es una de las mejores herramientas para formar a las próximas generaciones".

Joan Tardá (ERC) reclama "que se territorialicen los recursos del Ministerio" y pide asignaciones concretas para "las otras naciones", al tiempo que considera que no es necesario un Ministerio de Cultura.

Javier Macías (CiU) coincide con Tardá en ese punto y propone a la ministra González-Sinde como la titular de una futura "Confederación de Ministerios de Cultura Ibéricos".

Este diputado catalán se ha quejado porque, oyendo la distribución de las partidas dice: "uno podría pensar que estamos hablando de la Consejería de Cultura de la Comunidad de Madrid" y reclama que el dinero "alcance a quienes hacen cultura en cualquiera de los puntos del Estado".

El diputado socialista José Andrés Torres Mora ha reiterado la necesidad de ajustar los presupuestos y no sólo los de Cultura, por la época de crisis que vive el país y el mundo, y ha puesto como ejemplo los 41 millones que el PP pide de más para infraestructuras: "si hay que hacer esperar a alguien, ¿no será mejor que esperen las piedras y el hormigón que las personas?", ha dicho.