Publicado: 07.02.2014 21:19 |Actualizado: 07.02.2014 21:19

Un grupo de 1.400 subsaharianos vuleve a intentar cruzar la valla de Melilla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Unos 1.400 subsaharianos han intentado en distintos grupos a lo largo de toda la madrugada de este viernes acceder a Melilla a través de la valla fronteriza con Marruecos. Un nuevo asalto a la valla que ha impedido el despliegue de seguridad que se ha establecido tanto en territorio español como en el lado marroquí.

Según ha informado la Delegación del Gobierno, durante toda la madrugada se ha vivido una "intensa" presión migratoria en las inmediaciones de la valla de la ciudad autónoma, similar a la que se produjo ya en el año 2005 con las avalanchas de inmigrantes.

El primer grupo de inmigrantes se avistó sobre las 22.00 horas de anoche y estaba compuesto por unas 800 personas, que se dirigían a la valla desde los campamentos en los que viven en el monte Gurugú, en territorio marroquí.

Inmediatamente, se activó el protocolo "anti-intrusión" por parte de la Guardia Civil, en colaboración con efectivos de la Gendarmería marroquí, que impidieron que este grupo consiguiera acercarse al perímetro y tocar la valla.

En distintos puntos del perímetro, se detectaron, en diferentes horas, otros grupos, unos de los cuales, formado por unos 400 inmigrantes, se avistó en las proximidades del cauce del Río de Oro.

Estas aproximaciones de inmigrantes también se produjeron en la madrugada del jueves, en la que ese detectaron dos grupos, uno de 200 y otro de 600 inmigrantes, que fueron avistados en las cercanías del puesto de Barrio Chino, entre las 04.55 y las 05.19 horas del jueves.

La presión migratoria que vive Melilla es "incesante" y sólo el dispositivo de seguridad desplegado en el lado español por la Guardia Civil y en lado marroquí están impidiendo un "asalto masivo", como los que se produjeron en el año 2005, según la Delegación.

Ese año, en apenas un mes, lograron entrar a Melilla alrededor de 2.000 subsaharianos.

El delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, reconoce "la ingente labor" que la Guardia Civil realiza para la custodia y seguridad de la frontera, al tiempo que condena a las mafias que empujan a los inmigrantes a llevar a cabo intentos continuados y peligrosos de asalto masivo a la valla de Melilla.