Público
Público

Incidentes aislados en Grecia tras la manifestación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Renee Maltezou y Silvia Aloisi

Pequeños grupos de manifestantes griegos con bombas incendiarias atacaron el sábado en Atenas un edificio del Ministerio de Medio Ambiente, algunos comercios y bancos, continuando con ocho días de protestas tras el asesinato hace una semana de un adolescente a manos de la policía.

Los incidentes se produjeron tras una vigilia con velas para recordar el asesinato del joven, que desató los peores disturbios en décadas en Grecia.

Fuentes policiales dijeron que grupos de decenas de manifestantes armados con bombas incendiarias se enfrentaron con la policía en algunas zonas de la capital, entre ellos en el barrio Exarchia, donde el adolescente murió el 6 de diciembre tras recibir una bala de un policía.

"Tiraron piedras contra la policía en Exarchia, lanzaron bombas incendiarias y provocaron destrozos en cuatro comercios y dos bancos del centro de Atenas", dijo a Reuters un oficial de policía.

Durante la mayor parte del día, Atenas estuvo más en calma que en la última semana. Incluso la violencia desatada al atardecer estuvo limitada a sólo algunas zonas de la ciudad y fue de una intensidad menor a los incidentes de los últimos días.

Ex compañeros de colegio de Alexandros Grigoropoulos, el joven de 15 años asesinado, y familias comunes y corrientes convergieron en la plaza central en las afueras del Parlamento, tras siete días de violencia en la ciudad de unos cuatro millones de habitantes.

"Decidimos venir aquí para presentar nuestros respetos a Alexandros", dijo Chryssoula Kapsali, una técnica de televisión de 37 años, en la plaza Syntagma, con otras 200 personas. Vestida con una camiseta blanca de mangas largas, era acompañada por su esposo y su hijo de 8 años, que portaba una rosa roja.

El mortal tiroteo del joven el pasado 6 de diciembre desató una ola de protestas de estudiantes y anarquistas, rememorando la rabia por escándalos políticos y una deprimida economía que ha empeorado por una recesión mundial de rápido esparcimiento.

Miles de manifestantes se enardecieron en la capital y otras ciudades, rompiendo y quemando tiendas, bancos y coches, lanzando cócteles molotov a la policía y arremetiendo contra el frágil Gobierno conservador. Más manifestaciones están programadas para la próxima semana.

Los disturbios han causado daños por 200 millones de euros (265,3 millones de dólares) sólo en Atenas. La policía ha detenido a 432 personas.