Público
Público

Lugo cambia los generales por miedo a un golpe

El presidente de Paraguay también bajo vigilancia a su vicepresidente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los temores a un golpe de Estado se ciernen de nuevo sobre América Latina, pero esta vez envuelven a Paraguay. Por eso el presidente del país, Fernando Lugo, como jefe de las Fuerzas Armadas, decidió sustituir sin previo aviso a los comandantes del Ejército, de la Aviación y de la Armada. Esta es la cuarta vez que Lugo cambia la cúpula militar desde que llegara a la presidencia, en 2008.

El relevo se produce después de que la inteligencia paraguaya confirmara la sospecha, el pasado fin de semana, de que policías y militares estaban fraguando una asonada contra la democracia. Pese a esta filtración, Lugo negó ayer que todo el cuadro castrense esté involucrado en estas operaciones, pero sí admitió que existen 'pequeños bolsones' que 'pueden tener cierta debilidad y que podrían ser utilizados por la clase política'. Así hace alusión a la oposición, que domina tanto el Congreso como el Senado.

Lugo también tiene bajo la lupa a su vicepresidente, Federico Franco, que ha sido acusado de pactar con el principal partido opositor para abrirle un juicio político al ex obispo y sustituirlo. 'No lo quiero creer, pero no lo descarto', señaló Lugo. 'No quisiera creer que alguien del Gobierno pueda conspirar contra sí mismo', añadió.

A todo esto se suma una guerra no declarada entre facciones de la Policía Nacional que han creado un clima de inseguridad permanente en la calle. Este enrarecido clima ha colocado al Gobierno en una posición de debilidad que parece no tocar fondo. Se trata de la crisis más grave en los 15 meses que lleva Lugo en el poder.