Público
Público

Montilla avisa a otras CCAA de que un rechazo a Estatut también les perjudica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente catalán, José Montilla, ha alertado hoy a las comunidades que han reformado sus estatutos de que una sentencia negativa del Tribunal Constitucional también les perjudicaría, porque supondría un retroceso en la descentralización política y podría abrir incluso una crisis institucional y política.

En un momento en que se especula con que no hay una mayoría en el Tribunal Constitucional para validar el nuevo Estatut, Montilla ha hablado sobre las consecuencias de esa sentencia con los consejeros de otras cinco comunidades que han reformado sus estatutos.

El presidente ha conversado con representantes de Andalucía, Aragón, la Comunidad Valenciana, las Islas Baleares y Castilla León antes de comenzar la sexta reunión de trabajo entre estas comunidades y Cataluña, que forman una especie de frente común para desarrollar sus nuevos estatutos.

Se da la circunstancia de que tres de estas comunidades, las de Aragón, Baleares y la Comunidad Valenciana, han presentado recursos de inconstitucionalidad contra el Estatuto catalán ante el TC, si bien los dos primeros se limitan a las referencias a la Corona de Aragón.

Según una nota del departamento de Presidencia, Montilla ha trasladado a estos consejeros la idea de que una sentencia negativa contra el Estatuto catalán podría ser perjudicial también "para el conjunto del sistema y su estabilidad".

Montilla les ha dicho incluso que podría abrir una crisis institucional y política "si fuera recibida en Cataluña como una desautorización de la voluntad popular, de las Cortes y del Parlament".

El presidente catalán, según el comunicado, se ha mostrado convencido de que a las comunidades no les conviene "entrar en una dinámica que suponga un retroceso en la descentralización política", y ha concluido que "todo el mundo saldría perdiendo".

"El Estatut es a la vez un pacto político y la piedra angular del nuevo modelo de descentralización y desarrollo autonómico", les ha recordado Montilla, que ha subrayado que pese a la incertidumbre en torno a la sentencia, esta ley orgánica "se está desplegando con toda normalidad y ni España se rompe ni Cataluña se va".

En la misma línea, el conseller de Relaciones Institucionales, Joan Saura, ha subrayado en rueda de prensa que una sentencia negativa "supondría un retroceso en el desarrollo autonómico del Estado" y afectaría "negativamente a todo el mundo", si bien ha matizado que no se ha abordado este asunto en la reunión de trabajo.

El consejero de Gobernación de la Comunidad Valenciana, Serafín Castellano, ha recordado que el foro autonómico que forman estas seis comunidades era "de encuentro para problemas comunes y no de desencuentro", y ha evitado polemizar sobre la sentencia.

Sin embargo, ha dejado claro que habrá que "respetar y acatar" el fallo, al tiempo que ha confiado en que se dé a conocer "cuanto antes".

A la pregunta de cómo afectaría al Estatuto valenciano una sentencia negativa del Estatut, ha subrayado que ambos textos son "muy distintos", y ha añadido que "habría que ver".

El vicepresidente aragonés, José Ángel Biel, ha asegurado que todo lo que haga posible el desarrollo del Estado autonómico le parece "bien" y todo lo que frene ese proceso no sería "excesivamente positivo".

Asimismo, ha añadido que "si una determinada sentencia hace más difícil el desarrollo de la Constitución, evidentemente nos tendremos que empezar a preocupar".

Por su parte, el consejero de Presidencia andaluz, Antonio Ávila, ha subrayado que "lo primero es esperar, después conocer" y en último lugar "acatar" la sentencia, y que una vez se conozca, habrá que "poner en juego la política".EFE