Público
Público

Un muerto y tres heridos en un tiroteo en una universidad de Hungría

El autor es un joven de 23 años que ha disparado de forma indiscriminada tras entrar en el aula de biofísica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un estudiante de farmacología de 23 años sembró hoy el pánico en la universidad de la ciudad de Pécs, en el sur de Hungría, al abrir fuego con un arma de calibre 9 milímetros Parabellum. Mató a un compañero de 19 años y heridas a otras tres personas.

Benadett Bojtor, portavoz de la Capitanía de Pécs, explicó que el alumno de primer grado de farmacología comenzó a disparar en un seminario del Instituto de Investigaciones Biofísicas de la universidad, que se encuentra en una zona céntrica de la ciudad.

El joven huyó del lugar de los hechos y escapó hacia una clínica cercana, desde donde él mismo habría llamado por teléfono a la Policía, que le detuvo allí, explicó Bojtor.

Además de matar a un compañero, también estudiante de farmacología, hirió a otro de 21 años, a un profesor de 36 y a la limpiadora de 54, que entró en la sala al oír los primeros tiros.

Los tres heridos se encuentran hospitalizados en una clínica de la localidad, uno de ellos en estado crítico.

Los medios locales señalan, según declaraciones de trabajadores de la clínica, que uno de los heridos 'recibió un tiro en una pierna, otro en el pecho y el tercero en el abdomen'.

Según el diario de Pécs pecsiujsag.hu, el joven tiene licencia para portar una pistola de calibre 22 y durante medio año fue miembro de dos clubes de tiro de la ciudad.

Pese a que muchos detalles no se han aclarado todavía, se sabe que se trata de un estudiante de farmacología de primer grado que, según testigos citados por la prensa local, 'parecía estar nervioso' antes de disparar.

Uno de los estudiantes de la facultad y compañero suyo lo describió, en declaraciones a la agencia MTI, como 'una persona introvertida que tuvo problemas con el alcohol'.

Györffy advirtió de que se han publicado varias versiones dispares sobre el caso y prefirió esperar los resultados de las investigaciones policiales para hacer más comentarios.

Esta es la primera vez que ocurre un crimen de estas caracterísicas en una universidad de Hungría.

En un comunicado, el primer ministro del país, Gordon Bajnai, calificó el caso de 'tragedia' y prometió 'el máximo apoy