Público
Público

Nikolas Maes (Topsport) se adjudica al sprint la tercera etapa de la Vuelta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ciclista belga del Topsport Vlaanderen Nikolas Maes se adjudicó al sprint la tercera etapa de la Vuelta a Burgos, de 175 kilómetros, con salida y llegada en la capital burgalesa, con un tiempo de 4 horas, 25 minutos y 55 segundos.

Pese a la llegada masiva y tremendamente rápida, el catalán del Caisse D'Epargne Joaquín 'Purito' Rodríguez no pudo mantener el jersey morado de líder de la ronda burgalesa que mañana, en la Contrarreloj Individual de 15 kilómetros que dará forma a la cuarta etapa en Roa, portará el también belga Ben Hermans.

Tal y como sucediera en las dos primeras etapas, nada más dar el banderazo de salida comenzaron las hostilidades en las primeras posiciones del pelotón, ya que el objetivo de la mayoría de los equipos era el de tener representación en la escapada buena de la jornada.

Representación que logró el Burgos Monumental, con Raúl Santamarta, que fue durante muchos kilómetros el líder virtual de la ronda a ser el mejor clasificado de los tres, a 43 segundos del líder; el Contentpolis, con Rafael Serrano; y el Andalucía Cajasur, con José Ruíz.

El empeño y entendimiento de estos tres corredores, con el permiso de los hombres del Caisse D'Epargne, que controlaban las primeras posiciones del pelotón, permitió a Serrano, Ruiz y Santamarta cruzar la Meta Volante de Villanueva de Argaño (Km.40) con una ventaja sobre el gran grupo de 4 minutos y 15 segundos.

Una situación de carrera que se mantuvo exactamente igual al paso por la Meta Volante de Castrojeriz (Km.70) en la que Serrano, Ruiz y Santamarta volvieron a puntuar, en la misma posición, y con la misma ventaja sobre el pelotón de 4 minutos y 15 segundos con la que transitaron por la Meta Volante de Villanueva de Argaño.

Y como si de un guión no escrito preestablecido de antemano se tratara, al paso por la Meta Volante de Melgar de Fernamental (Km.95), y con una ventaja de 4 minutos y 20 segundos sobre el pelotón, los tres corredores cabeza de carrera puntuaron en la misma posición que en los dos pasos anteriores, lo que convirtió al corredor de Contentpolis, Rafael Serrano, en el nuevo líder de la Clasificación General de las Metas Volantes.

El principio del fin de la escapada protagonizada por Santamarta, Serrano y Ruiz comenzó al paso por la localidad de Melgar de Fernamental, ya que el gran grupo incrementó el ritmo y fue recortando las diferencias hasta que, en el kilómetro 138, el pelotón, liderado por los hombres del Caisse D'Epargne, absorbió a los tres corredores que protagonizaron la escapada de la jornada.

Una vez neutralizada la escapada, comenzaron los movimientos importantes en el gran grupo, que se partió en dos, viajando en la nueva cabeza de carrera un total de 30 corredores, entre los que se encontraban el líder, Rodríguez Oliver, del Caisse D'Epargne, junto con el resto de favoritos.

Un intento frustrado de partir el pelotón que duró apenas cinco kilómetros, hasta que, de nuevo, el pelotón volvió a rodar agrupado, con un poco más de tranquilidad y con el único objetivo de preparar a los velocistas la llegada, ubicada en la Avenida de los Reyes Católicos de la capital burgalesa.

Los últimos diez kilómetros sirvieron para que varios corredores lo intentaran en solitario. El que a punto estuvo de conseguirlo fue el italiano del Fuji Servetto, Fabrice Piemontesi, que disfrutó de 25 segundos de ventaja y fue neutralizado a falta de 200 metros a meta.

Sin un dominador claro en el sprint, aunque con mayor presencia de los hombres del Topsport y del Katusha, y a una velocidad de vértigo, fue el belga Maes el primero en cruzar la línea de meta.

Una vez superada la meta, y debido a la velocidad a la que entraron los corredores, Joaquín Sobrino (Burgos Monumental) protagonizó una fea caída que, según confirmó en declaraciones a Efe su director, Julio Andrés Izquierdo, 'le impedirá tomar la salida mañana'.

'No es nada grave, pero le han dado varios puntos porque tenía una herida fea en la ceja y tiene golpes y magulladuras por todo el cuerpo', explicó Izquierdo.