Público
Público

Niños chinos y europeos unidos por una exposición de arte en Pekín

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Con pinturas de equipos de fútbol, monumentos y otros símbolos de países como España, Italia y Francia, más de 450 niños europeos, norteamericanos y chinos estrecharon lazos a través de su visión sobre el mundo europeo en la exposición "Europa en mi corazón", inaugurada hoy en Pekín.

El evento, dirigido a niños y jóvenes de 3 a 18 años, fue organizado por la delegación de la Unión Europea en China y la embajada de Hungría, país a cargo de la presidencia del Consejo de la Unión Europea hasta mediados de 2011, en cooperación con el Ministerio de Cultura de China.

Bajo las consignas "Europa en mi corazón" y "Europa, como la veas", los participantes, entre los cuales hubo 22 niños representantes de ocho países además de los chinos, expresaron sus impresiones sobre Europa, lo que más les atrae de esa parte del globo, y qué piensan sobre la Unión Europea.

El embajador de Hungría en Pekín, Kusai Sandor, dijo a Efe que la importancia de esta competición radica en reforzar los lazos entre China y Europa a largo plazo, y que los niños son la clave para la cooperación a futuro entre ambas partes.

En su discurso inaugural, Sandor mencionó la importancia de la amistad entre las naciones y cómo esta se debe cultivar a partir de los niños que, como en "El Principito", la obra del autor Antoine de Saint-Exupéy, tienen la capacidad de ver la esencia de las relaciones humanas y valorar el verdadero sentido de la amistad.

Sandor dijo también que es interesante ver cómo los jóvenes y niños, a pesar de provenir de distintos países, comparten el mismo mensaje de entendimiento sobre Europa, y que espera que esta competencia sea la base para la cooperación entre China y Europa en las próximas décadas.

"Sí, me gustan los europeos, aunque no conozco Europa", dijo a Efe Luo Yuxuan, niño chino de siete años, que aseguró que le gustó mucho participar en el certamen y que su pintura de casas de estilo victoriano que presentó le llevó 45 minutos de trabajo.

Víctor Nagy, de nacionalidad húngara y de 13 años, contó a Efe que, aunque no le gusta mucho dibujar, la competición estuvo muy entretenida, hizo muchos amigos y que él eligió dibujar "a la Unión Europea".

La exhibición de los 220 trabajos artísticos que resultaron ganadores estarán expuestos al público durante cinco días más en el Parque Nacional de Tesoro en Pekín para demostrar que, como en el libro del "El Principito", "con la imaginación y el corazón se puede ver más" y que "lo esencial es invisible para los ojos".