Público
Público

Obama pide que el G-20 actúe y más poderes financieros en casa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente estadounidense, Barack Obama, instó el martes a los dirigentes del Grupo de los 20 países industrializados y en desarrollo a actuar rápidamente para estimular la economía internacional y también pidió nuevos poderes para cerrar firmas financieras en problemas.

Esto sucedió al día siguiente de que los mercados celebraran su plan para eliminar los activos tóxicos que pesan sobre los bancos.

Cuando el G-20 se prepara para reunirse el 2 de abril en Londres, Obama pidió a las principales economías del mundo que pongan en marcha robustos planes de estímulo, reparen los mercados del crédito y extiendan la ayuda a las naciones pobres.

"Estamos pasando por un momento de retos económicos globales que no pueden ser afrontados por medidas a medias o los esfuerzos aislados de cualquier país", dijo en un artículo publicado en 30 diarios del mundo.

"Los líderes del G-20 tienen una responsabilidad de adoptar una acción valiente, amplia y coordinada que no solo dé inicio a la recuperación, sino que lance una nueva era de compromiso económico para prevenir que vuelva a ocurrir una crisis como ésta".

"Mi mensaje es claro: Estados Unidos está listo para liderar, y pedimos a nuestros socios que se nos unan con un sentido de urgencia y propósito común", agregó

Estados Unidos y Europa han mostrado diferencias sobre si se debe aumentar el gasto por encima de los billones de dólares que ya han comprometido los gobiernos. Muchos europeos argumentan que la prioridad es reforzar la regulación de los mercados.

Por su parte, el primer ministro británico, Gordon Brown, lanzó su propia ofensiva diplomática para ganar respaldo a sus planes destinados a sacar al mundo de su peor crisis financiera desde la década de 1930.

La gira incluye un discurso en el Parlamento Europeo en Estrasburgo, un encuentro con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en Nueva York y luego un viaje a Iberoamérica con reuniones en Brasil y Chile.

PODERES PARA INTERVENIR

El secretario del Tesoro de Obama, Timothy Geithner, dijo ante un airado Congreso que deberían aprobar una ley para darle al Gobierno la capacidad de intervenir y poner a una compañía financiera no bancaria bajo su protección, para evitar alguna bancarrota dañina.

Su petición fue fuertemente respaldada por el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke.

"AIG pone de manifiesto la urgente necesidad de nuevos procedimientos de resolución para firmas financieras no bancarias estructuralmente importantes", señaló Bernanke.

Pero la oposición republicana lo calificó inmediatamente como un abuso de autoridad de la Casa Blanca.

"Esto es una acumulación de poder sin precedentes, y antes de que eso ocurra, debería haber un debate real sobre si deberíamos dar esa autoridad al secretario del Tesoro", dijo el líder de la minoría en la Cámara de Representantes, John Boehner.

Bernanke y Geithner han comparecido ante un Congreso que todavía echa humo por el pago de unos 165 millones de dólares en primas a ejecutivos de AIG después de que hubiera recibido un rescate de 180.000 millones de dólares del Gobierno.

"Como hemos visto con AIG, los problemas en instituciones financieras no depositarias grandes e interconectadas pueden plantear riesgos sistémicos tanto como los problemas en los bancos", dijo Geithner.

Obama ha tenido que criticar el pago de las indemnizaciones en varias ocasiones, así como rechazar las peticiones de dimisión de Geithner porque su departamento conocía los pagos.

La polémica ha distraído la atención sobre el intento del presidente de recabar apoyos para su enorme presupuesto de 3.550 billones de dólares para el año fiscal 2010.