Público
Público

Obama presiona a los bancos por créditos para pequeñas empresas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Patricia Zengerle

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, instó el sábado a los bancos a dar más crédito a las pequeñas empresas y dijo que su Gobierno haría todo lo posible para presionarlos sobre el tema.

El capital insuficiente para las firmas menores está afectando la recuperación de Estados de su peor recesión desde la Gran Depresión.

"Es tiempo de que esos bancos cumplan con su responsabilidad para ayudar a asegurar una recuperación general, un sistema más seguro, con una amplia prosperidad mejor distribuida", dijo Obama en su discurso semanal por radio en Internet, en su última petición para que las instituciones financieras hagan más por la economía.

"Y vamos a dar cada paso apropiado para alentarlos a cumplir con sus responsabilidades", sostuvo.

Esta semana, el Gobierno tomó medidas para fomentar los créditos a propietarios de negocios en problemas, ofreciendo capital a los pequeños bancos que cubren buena parte de los préstamos a un coste menor al entregado previamente.

Obama destacó que los bancos se habían beneficiado con el programa de rescate fiscal de 700.000 millones de dólares (unos 466.000 millones de euros), pagado con dinero de los contribuyentes, y dijo que ahora deberían devolver ese favor.

Estados Unidos está abordando con mayor urgencia la desconexión entre la economía en su sentido más amplio y las grandes firmas financieras de Wall Street, donde recientemente el promedio industrial Dow Jones llegó a la marca de 10.000 después de desplomarse a fines de 2008 e inicios de 2009.

"Estos son los mismos contribuyentes que apoyaron a los bancos de Estados Unidos durante la crisis, y ahora es tiempo de que nuestros bancos apoyen a las pequeñas empresas que merecen estos créditos para aumentar sus operaciones y crear nuevos empleos", declaró el presidente.

Dado que la tasa de desempleo está alcanzando niveles cercanos al 10 por ciento, Obama se encuentra bajo presión para fomentar la creación de puestos de trabajo antes de las elecciones parlamentarias el año próximo.

creando el 65 por ciento de cada nuevo puesto de trabajo en la última década y media - y deben estar en el frente de la recuperación", expresó.

La aprobación pública por la forma en que Obama ha manejado la economía se sitúa en un 50 por ciento, levemente mayor que la cifra de septiembre. Pero muchos estadounidenses están presionando por más esfuerzos para estimular la economía, afirmando que los intentos previos del Gobierno no han sido suficientes.

Obama también usó su discurso de esta semana para instar a la aprobación de la reforma de salud, su mayor prioridad doméstica, diciendo que su plan reduciría los costes que dificultan a los dueños de pequeños negocios ofrecer atención médica a sus empleados.