Público
Público

El Parlamento búlgaro aprueba a Boiko Borisov como nuevo primer ministro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Boiko Borisov, líder del partido derechista Ciudadanos para el Desarrollo Europeo de Bulgaria (GERB) y vencedor de las elecciones generales del pasado 5 de julio, fue elegido hoy por el Parlamento búlgaro como nuevo primer ministro.

En total, 162 diputados votaron a favor del hasta ahora alcalde de Sofía, frente a 77 votos en contra y una abstención.

El político populista, apodado "Batman", fue guardaespaldas del último dictador comunista, Todor Zhivkov, y después jefe de seguridad del ex rey Simeón de Bulgaria.

Su partido recibió en los comicios generales el 39,70 por ciento de los votos y obtuvo así 116 escaños en el Parlamento, muy cerca de la mayoría absoluta de la Cámara de 240 escaños.

Borisov triunfó en las elecciones parlamentarias gracias a la promesa de poner coto tanto a la criminalidad organizada como a la rampante corrupción que domina todos los niveles de la Administración pública.

El nuevo jefe de Gobierno recibió hoy el apoyo de centrista "Coalición Azul" (15 escaños), de los ultranacionalistas de "Ataka" (21), y también del partido "Orden, Legalidad y Justicia" que cuenta con 10 diputados.

"Nuestro Gobierno cortará los lazos y las conexiones entre la delincuencia organizada y el poder Ejecutivo", declaró Borisov ante el Parlamento antes de la votación.

Votaron en contra los ex comunistas del primer ministro saliente Serguei Stanishev y el partido de la minoría turca DPS.

El Parlamento también aprobó la composición del nuevo ejecutivo, que contará con 15 ministerios.

Para erradicar la delincuencia organizada y la corrupción, Borisov contará con el presidente del partido, Tsvetan Tsvetanov, como ministro del Interior.

Tsvetanov está considerado como un especialista en terrorismo y tráfico de drogas, que realizó parte de su formación en la Dirección General de la Policía de Madrid y en el FBI estadounidense.

Entre los integrantes del nuevo Ejecutivo destacan Simeon Diankov, que abandona su puesto en el Banco Mundial para asumir la cartera de Finanzas, así como Margarita Popova, fiscal en la Fiscalía Suprema de Casación y especializada en la investigación de abusos de fondos europeos destinados al país balcánico.

Al frente del Ministerio de Asuntos Exteriores ha sido nombrada Rumyana Zheleva, que cuenta con experiencia en varias estructuras de la UE en Bruselas.

Bulgaria está considerado como el país más pobre y corrupto de la Unión Europea.