Público
Público

El PIB británico crece el doble de lo previsto

El tirón de la construcción hizo que la economía subiera un 1,1%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La economía británica creció un 1,1 % en el segundo trimestre del año según las cifras publicadas hoy por la Oficina de Estadísticas, lo que supone que el PIB casi duplica las previsiones del Gobierno, que no esperaba una subida superior al 0,6%. El factor más determinante para este dato positivo ha sido el papel de la construcción, cuya subida del 6,6% de abril a junio es la mayor desde 1963 y representa más de un tercio de la cifra total del PIB.

El segundo sector en crecimiento ha sido el de servicios, que triplicó con un 0,9% la cifra de los primeros tres meses del año. El transporte disminuyó su crecimiento un 0,7%, como consecuencia del impacto de la nube de cenizas del volcán islandés Eyjafjalla en abril.

Sin embargo, la explicación que dan los analistas al gran crecimiento de la construcción es bastante terrenal. Las pésimas condiciones climatológicas de principios de año han obligado a las constructoras a aplicarse a fondo para recuperar el tiempo perdido estos meses.

Sumando la cifra del primer trimestre, la economía de Reino Unido ha crecido un 1,6% en lo que va de año. Pero el aumento del PIB es visto por muchos como un mero espejismo. Una de las razones es que la inflación sigue estancada por encima del 3%, cuando el Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra se puso como objetivo un tope del 2%.

Por tanto, según los expertos, la cifra de crecimiento del segundo trimestre no debe ser considerada en exceso. Durante la recesión, la economía británica tuvo caídas continuadas del 2% y el PIB hoy es aún un 4% más bajo que en el mismo trimestre de 2008.

Por último, aún queda por ver el efecto que tienen en la economía las medidas de ajuste adoptadas por el nuevo Gobierno de coalición. Tras la victoria en las elecciones de mayo, conservadores y liberales revisaron el presupuesto. El ministro de Finanzas, George Osborne, anunció un fuerte e inmediato recorte del gasto público y un aumento de los impuestos, lo que puede tener consecuencias negativas en los datos de crecimiento del próximo trimestre.

Sin embargo, el propio Osborne dijo después de conocerse el dato que precisamente esas medidas de austeridad son las que han provocado la subida del PIB. Aunque el ex ministro laborista, Alistair Darling, contrario a los recortes drásticos de gasto público, advirtió de que lo visto hoy es sólo una muestra de que la economía no estaba tan mal como Osborne quiso pintarla durante la campaña electoral.