Público
Público

La Policía detiene al asaltante que retuvo a una empleada en un banco de Burgos

El asaltante amenazó a la mujer con una navaja durante cinco horas. Los agentes simularon que eran periodistas de televisión para reducirlo. Se dirigió a la sucursal para intentar resolver problemas de carácter financiero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0


Ver mapa más grande

Miembros del Cuerpo Nacional de Policía han liberado sana y salva a la empleada de Caja Círculo que un cliente de la entidad, armado con una navaja, mantuvo retenida durante cerca de cinco horas, dentro de una operación en la que los agentes han simulado que eran periodistas de televisión.

Así lo han manifestado fuentes de la entidad bancaria y un testigo presencial del suceso, que han confirmado que los policías aparentaron que eran profesionales de los medios de comunicación, cuya presencia se supone que había requerido el asaltante, y consiguieron acceder al recinto en el que el atacante se encontraba con la rehén.

De esta forma, los policías redujeron al asaltante, en una actuación que se desarrolló durante muy poco tiempo, y lograron que la trabajadora saliera físicamente indemne del suceso, ha precisado el testigo presencial. Uno de los clientes del banco pudo tomar una imagen de ambos con su móvil (foto inferior).

Familiares de la víctima que han permanecido a las puertas de la entidad de ahorros, informados permanentemente de la situación en la que se encontraba la empleada de la sucursal, de entre 35 y 40 años, han explicado a los periodistas que, a pesar de que se trata de una persona de carácter nervioso, ha sabido mantener la calma durante el tiempo en el que ha permanecido retenida.

Tras la intervención, los agentes han sacado de la zona en un vehículo al asaltante, quien pudo acudir a la oficina sobre las 11.30 h. para solucionar problemas económicos de tipo personal. Los agentes han retirado ya el cordón policial que mantenían en pleno centro de Burgos.  La zona está recobrando la normalidad, después de que decenas de personas permanecieran alrededor de la sede bancaria aguardando el desenlace.

El hombre acudió a la oficina para resolver un asunto personal, según fuentes de la Subdelegación del Gobierno. La empleada de la sede central de Caja Círculo retenida por un cliente que la amenazó con un arma blanca permaneció atada y amordazada, mientras la Policía ordenabael desalojo del edificio en el que se encuentra la sucursal.

Hasta la oficina bancaria se desplazó un juez y dos fiscales, que permanecieron durante un tiempo en el interior de la sucursal.

Gente de Internet