Publicado: 23.09.2010 14:07 |Actualizado: 23.09.2010 14:07

El PP ve «vomitiva» la indemnización a mujeres vejadas por el franquismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

1.800 euros. Esta es la cifra que recibirán las mujeres andaluzas que hubieran sufrido vejaciones en los años de plomo del franquismo. Así lo fija un decreto aprobado el pasado martes por el Gobierno andaluz. Serán, como mucho,  un centenar, según los historiadores. La razón es simple: la mayoría están muertas. Aun así, el PP, espoleado por varios medios de comunicación afines, arremetió contra la medida. IU, en la esquina contraria, la aplaudió. Para Diego Valderás, era “necesaria”.
Los conservadores siguen sin romper definitivamente con el franquismo, aunque ayer matizaran su postura con frases como la pronunciada por María Dolores de Cospedal, la secretaria general: “A las mujeres que hayan sido vejadas de alguna manera, maltratadas, violadas o amedrentadas de alguna manera hay que compensarlas. Lo que ocurre es que hay muchas mujeres, en la actualidad, que son objeto de violación, de maltrato y de vejaciones y no reciben esta indemnización”. Cospedal remachó: “Es problemático que se divida a estas mujeres por pertenecer a una ideología y otra”, informa Europa Press. 


Lo que dicen los historiadores
Los historiadores ya están acostumbrados a rebatir este tipo de argumentos. Sobre la equiparación de víctimas la historiadora Pura Sánchez es contundente: “El franquismo ya resarció durante 40 años a sus víctimas”, y pone como ejemplo la Causa General, por la cual en 1940 “investigó a sus muertos pueblo por pueblo”. Arcángel Bedmar, en su último libro, sostiene la misma idea y alude a la ley “que reservó hasta un 80% de trabajo en la Administración pública para soldados franquistas”. 
La portavoz del PP andaluz, Rosario Soto, fue más suave que Cospedal. Incidió en el argumentario oficial e instó al presidente andaluz, José Antonio Griñán a “dejar de hacer política mirando al pasado”. Sin embargo, Soto deslizó que su partido “no se va a oponer a cerrar heridas”. El consejero de Presidencia de Madrid fue más lejos que nadie. Para Francisco Granados, las ayudas son “vomitivas”.
Micaela Navarro, consejera andaluza de Igualdad, y Mar Moreno, consejera de Presidencia, salieron al paso de las acometidas del PP. La primera reclamó a los conservadores que normalicen su relación con el pasado y agregó que los derechos y libertades de los andaluces actuales se deben “a los andaluces del XX, entre los que están esas mujeres”. Moreno afirmó que con el decreto se hacía “justicia histórica”.
“Las víctimas son víctimas”, dice la historiadora Sánchez. “Las diferencias cualitativas y cuantitativas son evidentes. En la Causa General sólo aparecen cuatro andaluzas vejadas por republicanos: tres hermanas de Jaén y una mujer de Adra, en Almería. “Ni son muchas, ni pocas, son las que son”. De las mujeres vejadas por el franquismo ni siquiera hay un registro oficial.