Público
Público

El príncipe Andrés consigue gangas con el patrimonio de la Corona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El príncipe Andrés de Inglaterra ha obtenido auténticos chollos inmobiliarios con el patrimonio de la Corona, lo que le ha reportado millones de libras de beneficios, revela hoy el dominical "The Sunday Times".

Según el periódico, el Crown Estate, organismo gestor de los riquísimos bienes raíces de la Corona británica, ha ofrecido a título particular a miembros de la Familia Real auténticas gangas en perjuicio de los contribuyentes.

El Crown Estate administra las tierras y los inmuebles propiedad de la Corona, pero tiene al mismo tiempo la obligación de proteger los intereses de los contribuyentes británicos, algo que, según el periódico, no ha cumplido.

Entre las gangas, el dominical cita la venta al príncipe Andrés de su ex residencia marital del parque de Sunninghill por 12.265 libras en agosto del 2003, propiedad que el hijo de Isabel II revendió luego por 15 millones de libras (17,5 millones de euros al cambio actual).

También menciona el contrato de "lease" (alquiler) por 75 años del Royal Lodge, la que fue residencia de la Reina Madre en el parque de Windsor, por 1 millón de libras.

Las hijas del príncipe Andrés, las princesas Beatriz y Eugenia, pueden heredar ese "lease" y vivir en esa mansión de treinta habitaciones sin pagar un penique hasta el año 2078.

Beatriz dispone ya de un apartamento gratuito en el palacio de St. James, propiedad el Estado y reformado a costa del contribuyente.

Por el contrario, Zara Phillips, hija de la princesa Ana, hermana de Andrés, ha renunciado a su estatus real y no ocupa ninguna residencia propiedad de la Corona.

El príncipe Eduardo obtuvo también un "lease" de 150 años por una impresionante mansión en el parque de Bagshot (cerca del castillo de Windsor), por el que pagó 5 millones de libras (5,8 millones de euros).

Según expertos en propiedad inmobiliaria, de haber salido al mercado, se habrían pagado hasta 30 millones de libras, es decir seis veces más.

El diputado laborista Ian Davidson, miembro del comité de cuentas públicas de la Cámara de los Comunes, exigió que se revelen todos esos contratos, que han permitido "al parecer" obtener importantes beneficios a jóvenes miembros de la Familia Real.

El Crown Estate, que reúne y gestiona las antiguas propiedades privadas de los monarcas ingleses, es uno de los mayores terratenientes del Reino Unido con una cartera valorada en más de 7.330 millones de libras (8.580 millones de euros).

Las propiedades urbanas, entre las que figuran las del centro de Londres, están valoradas en 5.380 millones de libras (6.230 millones de euros).