Público
Público

El programa Erasmus atrae a más estudiantes europeos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Casi 200.000 estudiantes eligen hoy día pasar un año en el extranjero dentro del programa Erasmus de la Unión Europea, un dato que muestra la creciente integración en el seno del bloque.

El número de personas que viajan al extranjero a estudiar o trabajar como becarios dentro de la iniciativa Erasmus, creada en 1987 para favorecer el intercambio de estudiantes por Europa, creció casi un 9 por ciento, a 198.600 en 2008/09, frente al año académico anterior, dijo la UE.

Francia, Alemania y España fueron los países que más estudiantes mandaron al extranjero, y también los destinos más populares entre los jóvenes, según las cifras de la Comisión Europea.

Las becas Erasmus, que a menudo son la primera oportunidad para que un estudiante europeo estudie fuera y cuya popularidad inspiró en 2002 la película francesa "L'Auberge Espagnole", se creó con el propósito de lograr un intercambio de tres millones de estudiantes para 2012.

Bajo el nombre del filósofo holandés Desiderius Erasmus, un opositor del dogmatismo que estudió por toda Europa, el programa está abierto a los 27 países miembros de la UE, además de a Islandia, Liechenstein, Noruega, Turquía y Suiza.

Algunos académicos han sugerido incluso que Erasmus ha hecho más por fomentar el paneuropeísmo que cualquier otro programa de la UE, ya que los jóvenes guardan un buen recuerdo de su primer viaje al extranjero, del aprendizaje de una lengua y desarrollan debilidad por los lugares en los que pasan entre tres y doce meses.

Androulla Vassiliou, comisaria europea a cargo de educación, dijo que el programa era esencial para mejorar la calidad del empleo en generaciones futuras de europeos.

"Permitir a los jóvenes moverse para aprender debería ser considerado en el contexto más amplio de nuestros esfuerzos para mejorar su desarrollo personal y perspectivas de empleo", dijo a los periodistas esta semana al presentar las últimas cifras.

Las becas Erasmus se financian según el número de estudiantes que cada país atrae. Como resultado, Vassiliou dijo que Francia, Alemania y España habían logrado unos 50 millones de euros en 2008. Pero otros países están subiendo en popularidad.

Turquía, que está en conversaciones para convertirse en miembro de la UE, ha trabajado mucho para intentar atraer a más estudiantes Erasmus, una muestra de su deseo para conectar con la próxima generación de europeos, lo que puede redundar en una imagen más favorable a sus perspectivas de integración que la que tienen actualmente los dirigentes alemanes y franceses.

"Veo un deseo tremendo de enviar y recibir estudiantes", dijo Vassiliou sobre Turquía, un país que visitó la semana pasada para comprobar sus progresos en la modernización de sus centros universitarios, su oferta de más cursos en inglés y la mejora de las residencias estudiantiles.

El programa no sólo sirve a los estudiantes, dijo. "También es un gran beneficio para los países que participan".