Público
Público

Rajoy dice que el Gobierno está perdiendo la carrera de la confianza para lograr más liquidez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del PP, Mariano Rajoy, advirtió hoy de que el Gobierno "está perdiendo la carrera de la confianza" y de la "credibilidad" necesarias para que España consiga de los mercados internacionales la liquidez y el crédito que necesita la economía.

En un encuentro con el mundo empresarial celebrado en la sede del partido, Rajoy señaló que uno de los mayores problemas de la crisis son las dificultades de financiación de las empresas y particulares, e insistió en que para conseguir crédito hay que "devolver la confianza en España a los mercados internacionales".

"Quien mantenga la confianza y refuerce su reputación obtendrá crédito y liquidez y si no, no lo tendrá", dijo Rajoy, quien avisó al Gobierno de que dicha confianza "no se gana porque sí", sino "tomando decisiones" y "sabiendo lo que tiene entre manos".

Lamentó que, por el contrario, el Gobierno sigue sin tomar medidas contra la crisis y se dedica a hacer declaraciones que sólo contribuyen a generar desconfianza, "con un análisis diferente cada día por parte de cada ministro".

Esto hace, añadió, que la gente "no tenga claro quién es el responsable de verdad de la política económica" del Gobierno y "provoca una gran desconfianza" dentro y fuera del país que repercute en mayores dificultades de financiación y, en suma, "en las empresas y en el bienestar de los españoles".

Según Rajoy, de las crisis económicas "se sale tarde o temprano", porque una sociedad como la española "acaba encontrando la manera de superarla", si bien advirtió de que el "cómo y el cuándo" se deja atrás "depende en gran medida de las políticas económicas" del gobierno que en ese momento la padezca.

El Gobierno "siempre puede hacer algo" con su política económica, para que los ajustes sean "menos traumáticos", aunque "a algunos no les importa que sean traumáticos porque limpian la economía", añadió Rajoy, en clara alusión al vicepresidente segundo, Pedro Solbes.

Rajoy señaló a los empresarios asistentes que el PP no comparte del análisis de la situación que da el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien "se ha empeñado" en que la crisis es "pasajera" y tiene su origen en el exterior, y también cree que España está más preparada para afrontarla. "Discrepamos de ese análisis", subrayó.

También criticó algunas de las medidas puestas en marcha por el Ejecutivo como la ampliación de las líneas de préstamos del Instituto de Crédito Oficial (ICO), y advirtió de que si se utilizan en exceso "acaparamos la poca liquidez para el sector público, en lugar de ofrecérselo al privado".

Asimismo censuró que la ayuda al desarrollo se haya incrementado el 26,9 por ciento en cuatro años, mientras el presupuesto del Instituto de Comercio Exterior (ICEX), dedicado a ayudar en la internacionalización de las empresas españolas y en la mejora de sus exportaciones, se ha reducido en los dos últimos ejercicios.

En la reunión celebrada con representantes empresariales, el ex ministro socialista de Economía Miguel Boyer fue el único asistente que expuso su opinión sobre las propuestas planteadas y lo hizo para calificar de "demasiado restrictiva" la postura de los populares en materia de gasto público.

Boyer calificó de "sensatos" los planteamientos del PP, aunque defendió el gasto público "productivo" que impulse la actividad económica y la ayuda a los sectores en crisis, entre ellos la construcción.

En su respuesta a Boyer, Rajoy se mostró de acuerdo en potenciar la inversión productiva pero insistió en que no se deben aumentar los "gastos que no generan confianza".

El líder del PP aludió en concreto a "políticas sociales entre comillas" adoptadas por el Gobierno y a la negociación del nuevo modelo de financiación autonómica, que no considera apropiada en este momento, aunque el Estatuto de Cataluña obliga a reformarlo ahora.