Público
Público

Renfe aprobará mañana si sube un 6% el billete de Cercanías y el de los trenes regionales

La revisión de estas tarifas, que duplica a la inflación del 2,9% en noviembre, está previsto que se apruebe este jueves aunque aún no se ha fijado la fecha en la que entrarán en vigor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Renfe baraja aplicar una subida media del 6% a los billetes de tren de Cercanías. La revisión de estas tarifas, que duplica a la inflación -2,9% en noviembre-, está previsto que se apruebe este jueves en la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos.

El incremento de precio de estos trenes, considerados de servicio público, es inferior a la del 10,9% que se aplicó este año. El aumento entró en vigor a partir del pasado 1 de mayo por coincidir el cambio de año con el relevo de gestores en la operadora pública derivado del cambio de Gobierno.

El aumento histórico de 2012 sucedió a los incrementos de entre el 3,1% y el 6,28% que los trenes de Cercanías se anotaron entre 2007 y 2011. En cuanto a la subida prevista para 2013, aún no se ha fijado la fecha en la que las subidas entrarán en vigor, dado que el Gobierno actualmente ultima la reestructuración del servicio de trenes regionales. Respecto al resto trenes de Renfe, los de Alta Velocidad y Larga Distancia, que no cuentan con consideración de servicio público, la compañía está a la espera de definir el nuevo sistema de tarifas que, según anunció la ministra de Fomento, Ana Pastor, la pasada semana, se presentará en enero y permitirá ofrecer billetes de AVE 'más asequibles'.

La subida de los billetes de Cercanías será igual al incremento extraordinario del 6% que se aplicará a las tarifas de los autobuses interurbanos, y 3,6 puntos porcentuales superior al aumento del 2,40% que registrará el peaje de las autopistas. El servicio de Cercanías, que Renfe presta en un total de doce núcleos de población, y el de Media Distancia son los que más viajeros transportan.

Cercanías transportó 412,6 millones de pasajeros en 2011, un 3% más que en 2010, según datos de la operadora, mientras que Media Distancia prestó servicio a 32,5 millones de usuarios, los mismos que en el año anterior. En ambos casos superaron a los casi 23 millones de pasajeros del AVE.

El Ministerio de Fomento presentará previsiblemente al Consejo de Ministros de este viernes, 28 diciembre, la reorganización de los servicios ferroviarios de media distancia convencional. En virtud de esta reestructuración, el departamento que dirige Ana Pastor sólo mantendrá y declarará como 'obligación de servicio público' los trenes regionales que sean más eficientes desde tres puntos de vista (medioambiental, económico y social). El resto, se suprimirá o sustituirá por autobuses.

Fomento está sopesando suprimir o  sustituir aquellas líneas ferroviarias de media distancia en las que los ingresos por venta de billetes no alcancen a cubrir al menos un 20% del coste de poner en circulación los trenes. Alrededor unos cincuenta servicios no alcanzaban esta ratio de cobertura económica en 2011, según se desprende del estudio sobre la eficiencia de los servicios ferroviarios de media distancia elaborado por la consultora pública Ineco para Fomento con ocasión de esta reorganización.

Este estudio, realizado con datos del ejercicio 2011, revela también que 43 trenes de Media Distancia convencional de Renfe circulan casi vacíos, dado que transportan un número medio de viajeros que no supera el 10% de toda la capacidad del tren. Asimismo, indica que 328 estaciones de tren no reciben más de cinco pasajeros diarios y que la explotación por parte de Renfe del actual servicio de trenes de Media Distancia convencional arroja un déficit de unos 275 millones de euros. En concreto, el pasado año, estos trenes generaron ingresos de unos 190 millones de euros, importe que apenas permite cubrir el 40% del coste de 478 millones que supone su puesta en circulación.