Público
Público

Rosell dice que saldría más barato mantener a los funcionarios en casa que en el trabajo

El presidente de la patronal pone en duda los datos de la Encuesta de Población Activa y afirma que son "manifiestamente mejorables"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la CEOE, Joan Rosell, ha puesto en duda este viernes la credibilidad de los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) y ha asegurado que saldría más barato para el país mantener a algunos funcionarios en sus casas cobrando subsidios que en sus puestos de trabajo.

Así se ha despachado Rosell en declaraciones a la Cadena Ser, donde ha puntualizado que se refiere a los funcionarios que siguen ocupando sus puestos de trabajo cuando, en realidad, no tienen trabajo efectivo, como aquellos que se dedican a materias cuyas competencias han sido cedidas a las comunidades autónomas. 'Pero que siguen ahí', ha dicho el presidente de la patronal, quien ha culpado de esta situación a la propia Administración y no a los trabajadores. Además, se ha mostrado encantado de abrir debates que la gente 'tiene miedo a poner encima de la mesa'. Rosell se refirió en los mismos términos sobre los empleados públicos ayer jueves en un encuentro con periodistas.

A su parecer, existe mucho empleo público que en este momento ni tiene competencias ni trabajo por hacer. 'Ese, digo yo que sobra', ha dicho tras insistir en que preferiría que estuviesen en su casa cobrando un subsidio que en sus puestos sin nada que hacer gastando bolígrafos y teléfono. En cualquier caso, Rosell ha demandado 'eficacia, control, auditoría y evaluación' en el sector público, igual que en la empresa privada. 'Cuando una cosa no funciona hay que evaluarla, mirarla y arreglarla', ha dicho, tras asegurar que en la Administración pública 'desgraciadamente' ni se evalúan ni se controlan ni se solucionan las cosas.

De hecho, Rosell ha dicho que España necesita reformas 'con mayúsculas', no sólo la de la Administración pública. 'Si no lo hace, va a entrar en declive', ha dicho tras asegurar que si no se moderniza el país se acabará convirtiendo en un problema para el futuro económico.

En este sentido, el presidente del sindicato de empleados públicos CSI-F, Miguel Borra, ha exigido a Rosell que rectifique y retire sus 'insultos' a los empleados públicos y asuma su responsabilidad en la destrucción de empleo. Borra ha considerado que las afirmaciones de Rosell son 'impropias de un representante de la patronal' y exigen una contestación 'inmediata' por parte del ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro.

'Estas afirmaciones se descalifican por sí solas y descalifican al que las hace. Trivializar el drama del paro y decir que es una oportunidad para que el que no quiere trabajar saque algo, es un insulto a los millones de parados de este país y para tantos cientos de miles de hogares donde no entra ningún salario', ha afirmado el presidente de CSI-F. Para Borra, 'declaraciones de este porte demuestran la ignorancia hacia la función pública de este país y lo que es más grave, el desprecio a la labor de los empleados públicos, sanitarios, docentes, policías, administrativos, que todos los días ofrecen un servicio esencial a los ciudadanos de este país'.

Por otro lado, Rosell ha criticado también los datos de la EPA por ser el resultado de una encuesta y no un registro real de nombres y apellidos como el paro registrado. De hecho, ha dicho que le da más credibilidad al dato del ministerio, que arroja cinco millones de parados, que al del INE, que eleva la cifra a seis millones. En este sentido, ha asegurado que la CEOE ha pedido en varias ocasiones a Eurostat, la oficina europea de estadística, que cree que la EPA ofrece una radiografía más exacta del mercado laboral español, que unifique los datos de los países, ya que los datos de la EPA son 'manifiestamente mejorables'.

En cualquier caso y en declaraciones a Onda Cero, Rosell ha considerado 'escalofriante y escandaloso' el paro en España. 'A los jóvenes les estamos robando el futuro', ha alertado, tras considerar que habría que preguntar a esos jóvenes si prefieren estar parados o trabajar dos horas. 'Todo el mundo dice que los minijobs son malos, pero nadie da una alternativa diferente', ha añadido.

El líder de la CEOE se ha referido también a la reforma laboral, que cumple un año en vigor, y ha dicho que no hay datos suficientes para saber si ha sido una catástrofe o maravillosa. 'Las reformas funcionan cuando la situación económica es normal y en estos momentos no es normal', ha señalado.

Sin embargo, ha admitido que 'probablemente' el número de parados habría sido mayor sin la reforma, ya que el cambio legal introduce elementos de flexibilidad que antes no existían. 'Es un camino', ha señalado, tras recordar que en Alemania los cambios del mercado laboral se hicieron en cuatro fases. Por otro lado, Rosell se ha referido a la situación de Catalunya y ha dicho que 'está bajando el soufflé', porque una parte de la población se hace muchas preguntas. 'Los empresarios estamos acostumbrados a trabajar con números', ha dicho tras asegurar que hay tantos interrogantes que es 'muy difícil' que la CEOE acompañe según qué discurso.