Público
Público

Soni y Lochte baten los récords del mundo de 200 braza y 200 espalda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los estadounidenses Rebecca Soni y Ryan Lochte batieron los récords de los 200 braza y los 200 espalda en las dos primeras finales de la jornada de natación de los Juegos Olímpicos de Pekín.

Soni peleó durante la primera parte de la prueba con la australiana Leisel Jones y se escapó en el último 50 para ganar su primera medalla de oro olímpica en su debut en unos Juegos.

La nadadora de Nueva Jersey, de 21 años y un escaso palmarés hasta hoy, batió el récord del mundo que estaba en poder de su rival de hoy desde los Mundiales de Melbourne en marzo de 2007 con un crono de 2:20.54. Soni logró esta mañana en el "Cubo de agua" de la capital china un tiempo de 2:20.22.

Jones, por su parte, se quedó en 2:20.05, mientras que la noruega Sara Nordenstam ganó la medalla de bronce con 2:23.02, que le dan un nuevo récord de Europa.

El anterior mejor registro continental estaba en poder de la austríaca Mirna Jukic, que hoy no subirá al podio al quedar cuarta con 2:23.34.

En los 200 espalda, el estadounidense Ryan Lochte, que esta mañana se enfrentará a su compatriota Michael Phelps en los 200 estilos, batió el récord del mundo de los 200 espalda con 1:53.94.

La final era un duelo entre Lochte y el también estadounidense Aaron Peirsol, dominador de la espalda en los últimos años y que compartían hasta hoy la mejor marca mundial con 1:54.32, aunque la marca del ganador de esta mañana era más antigua.

Lochte hizo 1:53.94 y Peirsol 1:54.33, una centésima peor que el récord.

Ambos nadadores se alternaron en la segunda posición de la carrera durante los dos primeros tercios de la misma por detrás del ruso Arkady Viatchanin, para adelantar a este en los últimos 50 metros.